La semana estará dominada por los índices de inflación

También se conocerá la segunda revisión del PIB de Estados Unidos y habrá acción en el Capitolio

 

El Congreso de Estados Unidos y las tasas de inflación en los países ricos dominarán la agenda económica de esta semana.  El martes comenzarán en el Senado las audiencias de confirmación de Jay Powell, a quien  Donald Trump propone para ocupar la presidencia de la Reserva Federal a partir de febrero. Se estima que  el proceso para su designación no tendrá sobresaltos pero todos los inversores estarán muy atentos a su presentación, porque dará pautas sobre la política monetaria de los próximos años.

 

Al día siguiente, será Janet Yellen la que irá al Capitolio para analizar, junto a legisladores de ambas cámaras, la marcha de la economía. Se descuenta que describirá un panorama muy positivo y tiene datos para fundamentarlo.

 

La Reserva Federal terminará el año cumpliendo con su programa: tres subas de tasas de un cuarto de punto y el comienzo de la venta de sus activos financieros. Y lo hará en un contexto de expansión moderada de la actividad y con una tasa de desempleo de 4,1%. Pero el año próximo aparece con más incógnitas porque si bien la Fed piensa subir la tasa
en tres oportunidades, todo está supeditado al comportamiento de la inflación.

 

También el Senado estadounidense podría votar esta semana su proyecto de reforma impositiva que difiere del aprobado por la Cámara de Representantes y por eso deberán compatibilizarse las dos iniciativas en las próximas semanas. Y deberán acordar, además, los límites para el gasto por lo cual se vienen días con una agenda legislativa muy intensa.

 

El miércoles, el Departamento de Comercio de Estados Unidos dará a conocer la segunda estimación sobre el desempeño del PIB durante el tercer trimestre del año. En la primera medición  se anotó un crecimiento de 3% y ahora los analistas esperan que haya una corrección al alza que lo lleve al 3,3%.

 

El jueves se difundirán los datos de inflación de Estados Unidos en octubre. En septiembre la suba había sido de 1,6% con relación al año anterior, lejos de la meta de 2% establecida por la Fed. A muchos economistas les resulta difícil responder al interrogante que genera que los precios no se aceleren pese al bajo desempleo. Por ese motivo, algunos gobernadores de la Fed piensan que el aumento de las tasas debe demorarse hasta tanto haya más evidencias sobre la suba de la inflación que hasta ahora sólo alcanzó transitoriamente la meta a comienzos de este año. Ese mismo día se conocerán indicadores muy relevantes de la zona euro. Se espera que la tasa de desempleo muestre otra reducción moderada porque la economía europea sigue en expansión y  apunta a cerrar su mejor año desde la salida de la crisis financiera de 2008. Los indicadores sobre confianza de los consumidores y de sentimiento económico que también se conocerán esta semana,  serán coherentes con los mejores datos.  Existe coincidencia entre los analistas  en que el  año próximo Europa hará una contribución importante al crecimiento global. En ese contexto se pronostica una leve suba de la tasa de inflación que pasaría de 1,4% en octubre a 1,5% en noviembre.  Será una buena noticia para el Banco Central Europeo que quiere cumplir con su meta definida como “cerca pero inferior al 2%”.

 

Finalmente, el viernes será el turno de los datos de Japón que mostrarían que el Indice de Precios al Consumidor subió 0,8% en octubre, muy lejos de la meta del 2% del Banco de Japón y que la tasa de desempleo se mantendría en el 2,8%, un porcentaje inalcanzable para el resto de las economías avanzadas.

 

Datos en la región

 

En la región, el lunes se conocerá en Brasil el informe Focus que presenta el Banco Central con las proyecciones económicas de los analistas del mercado. Se esperan ligeras variaciones con relación a los datos de la semana pasada dentro  de un contexto más positivo para la mayor economía de América Latina.

 

A su vez, en Argentina, el Indec difundirá el jueves el Estimador Mensual Industrial correspondiente a octubre que seguirá mostrando un comportamiento favorable como los anteriores.   El viernes será el turno de los números de la recaudación durante noviembre que exhibirá un sesgo positivo asociado al mayor nivel de actividad económica.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *