La Reserva Federal va hacia una suba de tasas en diciembre

Todos los caminos parecen conducir a una suba de unos 25 puntos básicos de la fed funds rate en la próxima reunión del FOMC

 

Por Héctor Rubini Instituto de Investigación en Ciencias Económicas de la USAL

 

La economía de Estados Unidos sigue manteniendo su ritmo de crecimiento estable, pero cada vez más firme. La segunda revisión de la tasa de crecimiento del PIB en el tercer trimestre de este año arrojó un de 3,3% interanual sin estacionalidad, superando la estimación previa de 3,2%, y el crecimiento interanual del segundo trimestre, de 3,1%. Es además el mayor registro observado desde el tercer trimestre de 2014.

 

Según el Bureau of Economic Analysis, los únicos grandes rubros con variaciones negativas (interanuales) han sido la inversión residencial (-5,1%, inferior a la caída de 7,1% del trimestre anterior), e importaciones de bienes y servicios (-1,1%). Se observó, a su vez, una aceleración en el gasto en consumo en bienes durables, y en la inversión bruta interna fija. A su vez el gasto público consolidado pasó de dos caídas interanuales consecutivas en los dos primeros trimestres (-0,6% y -0,2%) gracias al gasto del gobierno federal, fundamentalmente al gasto en defensa, con subas de 4,7% y 2,4% interanual en el segundo y tercer trimestres, respectivamente.

 

El objetivo de la Casa Blanca es el de lograr la promulgación de la rebaja impositiva sobre las empresas que ya tiene media sanción de la Cámara de Representantes. De lograrlo, se afirmarán aún más las expectativas optimistas de producción y ventas de las empresas y bancos estadounidenses, así como de mayores presiones inflacionarias. Algo de esto anticipó la titular de la Fed, Janet Yellen. Antes de la difusión de estos datos había sostenido que la expansión es general, con una creciente difusión entre sectores y también hacia la economía mundial.

 

A su vez, el Libro Beige publicado ayer por la Reserva Federal también aporta un diagnóstico consistente con la expectativa generalizada de un “toque” hacia arriba de la fed funds rate en diciembre. El documento resume la visión de la autoridad monetaria sobre las condiciones de la economía estadounidenses durante octubre y la primera quincena de noviembre. El mismo contiene algunas observaciones que confirman un fortalecimiento de la actividad, con signos de recalentamiento potencial, al menos, de la demanda agregada.

 

  • La demanda de préstamos ha sido entre estable y moderadamente más fuerte
  • Todos los distritos informaron que la actividad manufacturera se expandió en el período reportado, en la mayoría de los casos de manera moderada.
  • En todos, salvo los distritos de Filadelfia y St. Louis, se espera un repunte de la actividad industrial.
  • El crecimiento del empleo se aceleró respecto del Libro Beige anterior.
  • Hay signos generalizados de creciente demanda de mano de obra, y en la mayoría de los distritos se observan dificultades para conseguir personal de diversas calificaciones.
  • En la mayoría de los distritos se observaron aumentos salariales y ofertas de empleadores de beneficios no salariales y “bonus” para atraer o retener trabajadores.
  • Se han fortalecido las presiones a la suba de los precios respecto del Libro Beige anterior, con subas en general del precio de las viviendas, del costo del transporte y combustibles.

 

Si bien la administración de Donald J. Trump aspira a que la reforma tributaria acelere en unos 2-3 puntos el crecimiento real del PIB estadounidense, la opinión mayoritaria es de una contribución bastante menor, aunque no nula. Lo que sí se ha afirmado con estos números es la expectativa de mayores presiones inflacionarias, y de que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) aumente la fed funds rate en la reunión del 12 y 13 de diciembre. Los mercados de futuros y varias consultoras asignan una probabilidad superior al 90% de que el FOMC suba la fed funds rate. Los datos del mercado laboral también sugieren una firme mejora de la economía de los EE.UU.

 

En octubre pasado las tasas de desempleo abierto cayó a 4,1%, por debajo de la tasa “natural” de desempleo que la Reserva Federal estima entre 4,5% y 5,0%. Frente a esta evidencia el sucesor de Yellen al mando de la autoridad monetaria estadounidense, Jerome Powell, manifestó a varios legisladores en el Congreso que se estaban fortaleciendo las condiciones y argumentos para justificar una suba de la fed funds rate en diciembre.

 

En definitiva, todo parece conducir a una suba de unos 25 puntos básicos en la próxima reunión del FOMC. Un aumento que no sería traumático ni sorpresivo, y que además reducirá la potencial presión sobre futuras subas para el año próximo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *