La Fed subiría la tasa, pero el debate continúa

No hay un diagnóstico único entre los economistas sobre los motivos por los que aún no se alcanza la meta de inflación del 2%

 

La  publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal que terminó el 1 de noviembre,  demostró la preocupación que existe en el organismo  porque no se alcanza la meta de inflación del 2% pero el escenario más probable sigue siendo el de una suba de tasas en diciembre. Los mercados de futuro le otorgan el 100% de posibilidades a un movimiento de un cuarto de punto en la última reunión del año de la Fed que se realizará los días 12 y 13 de diciembre. Y la propia entidad dijo que subirá la tasa “en un plazo cercano” pero sin precisar el mes.

 

La última suba fue en junio cuando se llevó la tasa a un rango entre  1% y 1,25%. Para el año que viene la Fed tenía previstas otros tres aumentos pero hay analistas, como los de Goldman Sachs,  que consideran que puede llegar a haber cuatro dado que pronostican que la tasa de desempleo será inferior al 4% y eso, inevitablemente, presionará sobre los precios. Pero hasta ahora, ese proceso no se ha observado, pese a que el desempleo se ubica en el 4,1%, y por eso algunos integrantes de la Fed prefieren ver signos de aceleración de la inflación antes de mover la tasa. De las actas, y de las declaraciones de Janet Yellen y otros funcionarios surge que están intentando dilucidar si la actual baja inflación es algo circunstancial y que irá subiendo de acuerdo a lo que dice la teoría o se está en presencia de un fenómeno de carácter más estructural. Yellen advirtió sobre los riesgos de un ajuste monetario muy rápido que dificulte llegar a la meta del 2%.

 

Esas dudas e interrogantes fueron los que llevaron a los mercados a interpretar que el endurecimiento de las condiciones monetarias seguirá siendo muy gradual y ante esa perspectiva el dólar cayó 0,7% contra una canasta de monedas, mientras que el euro recuperó terreno. Precisamente hoy se conocerán las actas de la última reunión del Banco Central Europeo en la cual se debatió sobre la intensidad que debía tener la reducción de la compra de activos

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *