El Gobierno propone bajar los subsidios a 38%

Es para el precio del gas en boca de pozo (que representa 45% del valor en la actualidad)

 

El Gobierno avanza con la tercera adecuación del precio del gas en boca de pozo (conocida como PIST o de Ingreso al Sistema de Transporte) con su obsesión de bajar el déficit energético, uno de sus principales objetivos. Para ello, el Ministerio de Energía  propondrá una reducción del subsidio promedio desde el 45% actual al 38% a partir de diciembre, lo cual implicará en los hechos un aumento de 11% en el valor del gas. La propuesta será presentada en la audiencia pública convocada para este miércoles 15 en Buenos Aires

 

De esta forma, el próximo ajuste del precio del gas en boca de pozo implicará un aumento a percibir por las productoras, desde los actuales US$ 3,77 el millón de Btu (unidad térmica británica) a US$ 4,19, mientras se mantendrá el precio objetivo de US$ 6,8 a partir de 2019.

 

Según un documento enviado por el Ministerio de Energía, “recién a fines de 2019 después de una serie de reducciones semestrales, se espera la eliminación total del subsidio (con la excepción de las regiones de la Patagonia, La Pampa, la Puna y Malargüe)”, donde los precios en el PIST vigentes hasta septiembre de 2016 “eran significativamente inferiores al resto del país”.

 

En el informe también se destaca que este precio objetivo  “se corresponde con el valor esperado del gas natural en un hipotético mercado desregulado” y no se modificará debido a que “las condiciones de mercado actuales y esperadas no se modificaron sustancialmente”, frente a lo dispuesto en octubre del año pasado.

 

Valor de referencia

 

La resolución 212–E/2016 del ministerio estableció que el valor de referencia para definir el precio objetivo debería surgir del precio promedio de importación esperado del GNL para este año, de US$ 7,59 el millón de Btu (incluidos los costos promedio de regasificación), menos los costos promedio de transporte del puerto a las diferentes cuencas productoras, lo que da como resultado los US$ 6,8 mencionados.

 

Esa cifra es mayor a la prevista por la misma cartera como promedio para este año, de US$ 6,23 el millón de Btu, ya que se estima que el precio del GNL cerraría 2017 en un valor de US$ 7,03.

 

De todos modos, los funcionarios de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos proyectan que el precio del GNL se elevará hasta US$ 7,27 el año próximo (US$ 6,47 neto de transporte) y a US$ 7,86 en 2019.

 

Antes de la implementación del sendero de reducción de subsidios estatales, los usuarios residenciales y comerciales de la Patagonia, La Pampa, la Puna y Malargüe pagaban, en promedio, sólo el 2% del precio del gas (con un 98% de subsidio). A partir de octubre de 2016 los usuarios de esas zonas comenzaron a pagar, en promedio, un 19% del precio, con 81% de subsidio. Desde abril pasado abonan 22%, con un subsidio de 78% y en diciembre próximo se prevé que paguen un 25% del precio, con un 75% de subsidio. Al pasar de un precio promedio actual del gas de US$ 1,48 MMBtu a partir de abril a US$ 1,69, sufrirán un incremento del 14%, y los subsidios decrecerán en forma gradual hasta octubre de 2022. A partir de ese momento, según Energía el mercado quedaría totalmente desregulado.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *