El consumo creció por segundo mes consecutivo

Además, según Kantar Worldpanel, podría crecer 3% en 2018 (la mayor suba desde 2014), pero dependerá de varios factores

 

El consumo mostró -por segundo mes consecutivo- una variación interanual positiva del 3%, según se desprende del análisis Consumer Thermometer que realiza mensualmente Kantar Worldpanel en base al consumo de los hogares argentinos.

 

“El año cerrará cerca de 0%, es decir, estable. Lo único que resta es definir el signo, que depende de si noviembre y diciembre mantienen la recuperación. Eso permitiría cerrar un segundo semestre positivo”, explicó Federico Filipponi, Director Comercial de Kantar Worldpanel a la hora de analizar las perspectivas de cierre para el consumo del 2017.

 

Todos los niveles socio-económicos recuperan consumo, excepto el denominado “bajo superior” -donde se encuentra una de cada tres familias argentinas-, que se perfila como el más afectado en el agregado anual. Esos hogares están estirando el uso de categorías mayormente prescindibles para controlar el gasto. “Es de vital importancia para consolidar la recuperación en el consumo masivo que el bajo superior comience a mostrar signos de recuperación”, resaltó Filipponi.

 

Todos los niveles socio-económicos recuperan consumo, excepto el denominado “bajo superior”, donde se encuentra una de cada tres familias argentinas

 

Al analizar los canales, mayoristas y almacenes continúan siendo los ganadores del 2017. Ambos suman viajes y además el mayorista incrementa el tamaño de sus compras y base de shoppers. “El año cerrará con una precarización de los canales de compra, y esto representa un nuevo desafío para todos los actores: fabricantes y marcas, el retail y el Gobierno, puesto que el accionar en el punto de venta y el control en el mayorista y almacenes es menos directo que en el canal moderno y el de autoservicios”, puntualizó Filipponi.

 

Las expectativas son mejores para el 2018 y, allí, el consumo podría empezar a crecer, luego del bajón de 2016 y el estancamiento de 2017. “Para que el consumo sea mayor, tienen que concretarse varios factores: el nivel bajo superior tiene que recuperar poder de compra, y apostar al consumo masivo; tiene que desarrollarse el sector lácteo; el retail tiene que volver a crecer y recuperar clientes; la inflación de los productos básicos tiene que seguir en descenso y por debajo del promedio general y, por último los incrementos de tarifas de servicios públicos y transporte no deben afectar las expectativas de los hogares”, sostiene Filipponi y agrega: “Si todos o varios de estos factores están presentes en el 2018, podríamos ver un crecimiento cercano al 3%, que sería el mejor porcentaje alcanzado desde el 2014”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *