Argentina es el 45º exportador del planeta

Según un informe de la consultora DNI, las exportaciones argentinas terminarán debajo de los US$ 60.000 millones en 2017

 

En el mundo de las discusiones económicas, si en algo puede coincidir un economista liberal con uno heterodoxo es en la necesidad de que una economía genere ingresos genuinos de divisas. Esto quiere decir que las exportaciones superen a las importaciones para sostener una balanza de pagos sana. Un país donde se pierden divisas año tras año, es un país que está condenado a una crisis de deuda más temprano que tarde.

 

Un informe de la consultora DNI, difundido hoy, marca que Argentina, por su nivel de exportaciones, es el 45º país del mundo, mientras que por su nivel de PIB el país es el 27º más grande del mundo. Los bienes y servicios enviados al exterior, que en 2011 llegaron a US$ 82.000 millones, terminarán 2017 en US$ 52.000 millones.

 

El análisis de la consultora revela sobre los principales rubros que cayeron. “El mayor descenso en porcentajes está en las exportaciones de minerales y productos de las industrias extractivas (71%) seguida de las caídas de exportaciones de calzado (63%), de madera carbón (56%), y de textiles (56%). En el primero de los sectores, los menores precios y las dificultades regulatorias y del entorno de negocios fueron las principales causas de esta caída, mientras que en los demás los problemas de competitividad fueron las razones principales”, dice.

 

Los bienes y servicios enviados al exterior, que en 2011 llegaron a US$ 82.000 millones, terminarán 2017 en US$ 52.000 millones

 

Observando la problemática en términos absolutos, los tres sectores que más pérdida de dólares le significaron al país fueron las exportaciones de commodities, la de automotores y las de minerales y productos de las industrias extractivas. Estas tres cayeron cada una en un rango de US$ 3.100-3.200 millones. Los tres sumados representan el 54% de la caída de las exportaciones con respecto al 2011. El informe aclara que “si se agregan las disminuciones de metales comunes y sus manufacturas y de máquinas y aparatos se obtiene 70% del descenso total”.

 

La consultora de Marcelo Elizondo señaló las causas: “Los menores precios para los productos del agro, minerales y petróleo marcan la explicación del descenso en dólares de estos relevantes rubros, pero también los problemas regulatorios afectaron al referido rubro de minerales y algo en productos agropecuarios, y las dificultades de competitividad endógena golpearon fuertemente en bienes industriales como químicos o máquinas y aparatos”.

 

Si bien a partir del 2016 se logró revertir la tendencia de caída, el crecimiento fue muy leve (solo 0,7%). En el 2017 se estima que el crecimiento será del 1% mientras que la OMC proyecta una expansión del 3% de las exportaciones mundiales, y el país podría quedar más relegado en el ranking. Este no destacado lugar en la lista de exportadores hablan a las claras de los problemas de competitividad del país. Por eso, el diagnóstico del Gobierno y la propuesta de introducir reformas que busquen mejorar la productividad van en el rumbo adecuado, según DNI.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *