Reforma previsional: advierten que la canasta de los jubilados sube más que el IPC

Si no se ajustan los haberes por un índice inflacionario específico, las jubilaciones podrían perder poder adquisitivo

 

Como era de esperarse, la reforma previsional, que el Gobierno impulsa dentro de su paquete de cambios estructurales, ya despertó algunas polémicas. Una de las más resonantes tiene que ver con la fórmula de ajuste de los ingresos jubilatorios por inflación. A las voces que señalan que el nuevo cálculo cristalizará haberes muy bajos, se suman las de especialistas y opositores que señalan que el IPC no es un buen parámetro porque la “canasta de consumo de los jubilados” sufrió aumentos superiores durante los últimos dos años.

 

El Economista habló con Daniel Schteingart, analista del IET, quien explicó que de acuerdo a sus estimaciones tanto en 2016 como en 2017 la “inflación de los jubilados estuvo 2 puntos por encima del IPC” porque “los jubilados tienden a gastar mucho más en alimentos, servicios públicos y salud (según la encuesta nacional de gasto de los hogares) y los servicios vienen aumentando por encima de la inflación”. “En octubre, nos dio 24-25% interanual el IPC contra 26-27% para los jubilados”, precisó. Si bien aclaró que es posible que esos dos puntos de diferencia se vean “un poquito atenuados” por el impacto de la tarifa social, que no tienen forma de estimar todavía, consideró que no sería sustancial.

 

Ante esta realidad y el hecho de que los servicios seguirán subiendo más que la inflación, Schteingart sostuvo que “sería importante ajustar las jubilaciones por un IPC específico” para que no pierdan poder adquisitivo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *