Con una carta, CFK convocó a los votantes de Massa y Randazzo

“Creo, sinceramente, que ahora es el momento de Unidad Ciudadana, el mejor instrumento que tenemos hoy para que la voz de la mayoría social y electoral sea también una mayoría política en las instituciones”, escribió

 

“Creo, sinceramente, que ahora es el momento de Unidad Ciudadana, el mejor instrumento que tenemos hoy para que la voz de la mayoría social y electoral sea también una mayoría política en las instituciones. Nadie debe renunciar a nada. Ni a sus ideas, ni a lo que dijo, ni a lo que hizo, menos aún, a sus aspiraciones futuras. Ganemos juntos esta elección y hablemos todos y todas, de todo. Sin limitaciones y sin reservas”. Con estas frases, Cristina Kirchner convocó ayer a los votantes de las fuerzas opositoras para canalizar por medio de su espacio el rechazo al gobierno de Cambiemos en las elecciones generales del 22 de octubre próximo, en una carta que difundió a través de las redes sociales.

 

Luego del mediodía de ayer, las especulaciones sobre un posible anuncio de la expresidenta circularon como reguero de pólvora. El hecho de que el juez federal Claudio Bonadio resolviera pocas horas antes unificar las causas que tramita en su contra por supuesto encubrimiento del atentado de la AMIA, una de ellas a partir de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y la otra por presunta “traición a la Patria”, retroalimentaba las expectativas. Lo mismo, los cuestionamiento de Unidad Ciudadana al escrutinio provisorio y la eventual propuesta de realizar un conteo paralelo para octubre. El anuncio, por cierto, no tuvo tanta estridencia y fue por carriles estrictamente político-electorales.

 

“Desde Unidad Ciudadana, y yo misma, estamos dispuestos a iniciar un nuevo ciclo político basado en el trabajo conjunto de todas las sensibilidades opositoras. Creo imprescindible que esa mayoría social que se manifestó contra el ajuste, tenga una correlativa expresión electoral e institucional”, señaló Cristina en otro de los párrafos destacados. “El Gobierno no puede tener un cheque en blanco para el gran ajuste. Y solo la boleta de UC nos lo permite. No les pedimos el voto para nosotros, sino que ofrecemos nuestra boleta para que pueda representar su voto opositor y trabajar en conjunto por un cambio de rumbo económico en el futuro y el respeto al Estado de Derecho en el presente”, agrega el texto, que cierra con un pedido: “Podemos hacerlo. Debemos hacerlo”.

 

“Creo, sinceramente, que ahora es el momento de Unidad Ciudadana, el mejor instrumento que tenemos hoy para que la voz de la mayoría social y electoral sea también una mayoría política en las instituciones. Nadie debe renunciar a nada. Ni a sus ideas, ni a lo que dijo, ni a lo que hizo, menos aún, a sus aspiraciones futuras. Ganemos juntos esta elección y hablemos todos y todas, de todo. Sin limitaciones y sin reservas”, escribió CFK

 

La expresidenta no se limita a cuestionar lo hecho hasta ahora por el Gobierno si no a advertir sobre futuros ajustes. La carta, publicada a las 17, tal como se había anunciado, parece tener destinatarios bien precisos: los votantes que se inclinaron por las candidaturas del 1País y del Frente Justicialista Cumplir en las primarias. Y no precisamente los referentes de esos espacios, como se podía pensar en principio. Ni Sergio Massa, ni Florencio Randazzo aparecen como interlocutores. De hecho, el texto se titula, precisamente: “Carta abierta a todos los ciudadanos y las ciudadanas que votaron listas opositoras en la Provincia de Buenos Aires”. Y aparecen mencionados dirigentes políticos más que los del oficialismo: el presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y su competidor, Esteban Bullrich. “Dos de cada tres bonaerenses dijeron, con su voto, que hay que frenar el ajuste”, dice al respecto.

 

En cuanto al resto del contenido, la expresidenta volvió a referirse a las consecuencias sociales de las políticas económicas de Cambiemos. Y, sobre todo, a las medidas que el Gobierno tendría pensado tomar luego de las elecciones. “Flexibilización laboral que afectará el sector registrado del trabajo, despidos en el sector público, recorte de jubilaciones y pensiones, ajuste a las Provincias y más aumento en las tarifas de los servicios de luz, gas y agua, agregándose el transporte, entre otros, constituyen la segunda fase del ajuste”, sostuvo. Pero también reformó la dimensión institucional que pretende darle a su discurso desde su reaparición en campaña, en el Club Atenas, hace diez días.  “Estamos viendo como en las últimas semanas se está produciendo un peligroso deterioro del Estado de Derecho, cuya expresión más dramática es la desaparición forzada de Santiago Maldonado, y el descarado uso partidista de las instituciones de la República”, señala. El término “Estado de Derecho” aparece cuatro veces en la carta. “Sabemos que el Estado de Derecho está severamente amenazado”, señala la expresidenta en uno de sus apelaciones.

 

Sin agenda de actos confirmada o actividades previstas, CFK ya muestra algunas variantes en sus ejes de campaña, con más acento en cuestiones institucionales y convovando al diálogo. Así encara la difícil tarea de ampliar su base de sustento. En su intento de dar pelea ante Cambiemos en la “madre de todas las batallas”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *