Rockhopper invertirá US$ 1.500 M en Malvinas

Para producir inicialmente 220 millones de barriles en el yacimiento de Sea Lion, en plena zona de reclamo diplomático

 

La compañía británica Rockhopper Exploration, que opera en la cuenca norte de Islas Malvinas dio a conocer sus planes para la obtención de hidrocarburos en la zona de conflicto donde invertirá cerca de US$ 1.500  millones en el yacimiento de Sea Lion.

 

Allí, planea producir inicialmente 220 millones de barriles de crudo,  aunque el objetivo es alcanzar diariamente una producción de 32.000 barriles netos a mediano plazo. La compañía opera en la zona bajo litigio diplomático por el reclamo de soberanía formulado por Argentina.

 

En un informe enviado a la Bolsa de Londres, Rockhopper Exploration  explicó que a mediados del año pasado contrató a ERC Equipoise (ERCE, la principal empresa de evaluación de yacimientos de petróleo y gas del Reino Unido) para realizar una auditoría de los recursos en las áreas donde opera.

 

La compañía opera en la zona bajo litigio diplomático por el reclamo de soberanía formulado por Argentina

 

El análisis “confirmó un estimado de petróleo en el complejo Sea Lion de más de 1.600 millones de barriles”, con recursos de petróleo recuperables brutos estimados de 517 millones (según el escenario negativo) y de 900 millones (según la proyección más alta).

 

Adquisición

 

Tras la adquisición de la compañía Falkland Oil & Gas Limited (FOGL) a comienzos de 2016 (donde aumentó su tenencia accionaria de 24% a 64%), la compañía informó que su estrategia para la cuenca norte de Islas Malvinas consiste en un desarrollo gradual, comenzando con la primera fase de la explotación del yacimiento petrolero Sea Lion para producir 220 millones de barriles de crudo en la licencia PL032.

 

Con esa operación la compañía adquirió además una participación de 52% en la superficie operada por Noble Energy Falklands Limited al sur y al este de las Islas Malvinas.

 

Según un comunicado enviado a la Bolsa de Londres, se prevé financiar el desarrollo del proyecto a través de una línea crediticia por US$ 800 millones, que ya comenzó a gestionar con UK Export Finance, la agencia de crédito a la exporta
ción del Reino Unido.  La compañía también inició negociaciones con los contratistas del proyecto para conseguir otros US$ 400 millones de financiamiento.

 

Según informó la petrolera británica, las necesidades totales de inversión bajaron de los US$ 1.800 previstos inicialmente  a US$ 1.500 millones.

 

Para lograr este objetivo, la compañía explicó que  a principios de este año nombró a Portland Advisers –uno de los mayores asesores financieros mundiales en proyectos de infraestructura, energía y minería, con sedes en Londres y Hong Kong– para obtener el respaldo de UK Export Finance.

 

Rockhopper también explicó que en forma simultánea “se está avanzando con el gobierno de las Islas Malvinas (the Falkland Islands Government, FIG) en una serie de asuntos fiscales, ambientales y regulatorios”.

 

Habrá que ver cuál es  la reacción oficial del Gobierno Argentino frente al proyecto en las Islas Malvinas, en un momento donde se busca recuperar la relación con el Reino Unido, sobre todo en temas comerciales. El tema petrolero en las Islas Malvinas fue prácticamente bloqueado  durante la gestión  de Cristina Kirchner.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *