La producción industrial consolida su recuperación

Se prevé que continúen los números positivos en los próximos meses y que Brasil vuelta a traccionar

 

Por Carlos Boyadjian

 

Ya no hay espacio para la sorpresa cuando se habla de la mejora en los indicadores de actividad industrial. Más allá de la lenta reactivación que se observa en algunos sectores como el textil, tabaco o bebidas, lo cierto es que mes a mes se advierte un crecimiento sostenido en sectores vinculados a la actividad de la construcción o la agroindustria. Así algunas ramas de la siderurgia; minerales no metálicos, en especial cemento; metalmecánica; o insumos químicos y plásticos, muestran números positivos en la comparación interanual.

 

 

Ayer se conocieron los informes de dos consultoras que siguen la evolución de la actividad manufacturera, ambos en esta línea. El Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) destaca que en agosto se registró un avance del 4,9% en la comparación con igual mes de 2016, para el conjunto de sectores productivos relevados, en tanto que cotejando agosto de 2017 con el mes precedente el incremento fue del 4,7% con estacionalidad y se observó una caída de 0,7% en términos desestacionalizados. En el acumulado de los primeros ocho primeros meses del año la actividad tuvo un crecimiento de 1,6% interanual.

 

 

Los números relevados por el Estudio Orlando Ferreres & Asociados, no difieren sustancialmente. Según el IPI de la consultora la producción manufacturera aumentó 5,6% interanual en agosto y así el indicador ya lleva seis meses consecutivos en terreno positivo. En el acumulado de los ocho meses transcurridos de este año la suba llega al 1,6%, mientras que la medición desestacionalizada de agosto exhibió una baja mensual del 0,3%.

 

Motores de crecimiento

 

Además de variaciones puntuales, lo cierto es que hay dos o tres actividades que están traccionando el despegue de la industria, en especial la agroindustria, la construcción, algunas ramas siderúrgicas, e insumos químicos y plásticos. Según el IPI-FIEL la producción de minerales no metálicos creció en ocho meses 8,3% interanual en agosto, impulsado por el buen desempeño de cemento portland gracias a la reactivación de la construcción. Le siguen en el ranking la producción rúrgica (5,4%) y el sector químico y plásticos (3%), mientras que metalmecánica “consolida su crecimiento con un avance del 1,8% en la comparación interanual”.

 

El resto de las actividades se mueven en terreno negativo en el acumulado de ocho meses del año, con una contracción del 3,9% en la producción de papel y celulosa, del 2,1% en procesamiento de petróleo, insumos textiles (-1,7%), industria automotriz (-1,3%), en tanto que alimentos y bebidas cayó -0,3% y despachos de cigarrillos se contrajo en los ocho meses el 0,1% interanual.

 

Desde Orlando Ferreres & Asociados destacan que en el mes de agosto “fueron siete los sectores que evidenciaron una variación positiva de forma anual sobre un total de doce”. No obstante, si se analiza el resultado acumulado en los ocho meses del año, puede observarse que la cantidad de sectores en terreno positivo baja a cinco. “Sin embargo, es esperable que la tendencia cambie en los próximos meses, situando a la mayor parte de los rubros industriales con resultados favorables”.

 

En cuanto a las perspectivas de futuro, el informe de Fiel sostiene que la presente fase de recuperación “alcanza una duración de once meses, acumulando un crecimiento equivalente anual del 7,7%, ligeramente inferior al promedio de las fases de recuperación desde 1980 (8,9%). Y pronostica: “Hacia los  próximos meses se espera que se sostenga la recuperación y Brasil haga su aporte a partir de la mejora del escenario macroeconómico en ese país”.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *