En la CABA, el IPC dio 1,6%

Asimismo, la inflación núcleo fue de 1,9%

 

Un rato antes de la publicación del IPC Nacional, la Dirección General de Estadística y Censos de la CABA publicó el IPC porteño, que dio números que preocuparon algo más que los del Indec: la general cerró en 1,6%, más en línea con lo que esperaban los analistas para la nacional, y la núcleo en un complicado 1,9%, que además implicó una aceleración desde el 1,7% que había dado julio.

 

 

La que se disparó fuerte fue la interanual: aceleró 3 puntos porcentuales y llegó a 25,9%. Semejante variación se explica por la extraordinaria base de comparación que había sido agosto de 2016, con una deflación en -0,8%. En aquel entonces la baja de precios promedio se había explicado en la anulación temporal del tarifazo al gas, dispuesta por la Corte Suprema.

 

Tres divisiones se destacaron en la justificación del 1,6% que dio agosto en la CABA. En primer lugar vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, que mostró una variación de 2,4% y una incidencia de 0,4 punto (el IPC daría 1,2% si se dejara de lado esta división), principalmente por el aumento a los encargados de los edificios. En segundo lugar, alimentos y bebidas no alcohólicas, que dio una suba de 2,3%, con una incidencia de 0,37 punto. En tercer lugar, salud, que tuvo una variación de 3,1% y una incidencia de 0,27 punto, explicada por el aumento en las prepagas. En cuarto lugar transporte, que dio 1,8%, con una incidencia de 0,22 punto, por la suba de los taxis.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *