Desafíos y oportunidades para Argentina en Asia

Un informe de la CERA destaca el doble papel de China como importante comprador y, a su vez, competidor en la región

 

Argentina aspira a convertirse en el supermercado del mundo según lo han expresado sus autoridades. Y ese objetivo sólo puede cumplirse intensificando la presencia de las exportaciones agroalimentarias del país en Asia Pacífico. La apuesta es razonable porque  –como destaca un informe de la Cámara de Exportadores de la República Argentina–  en 2030 en esa región vivirá el 66% de la clase  media mundial, lo que equivaldrá a 3.200 millones de personas. Y su capacidad de consumo en 2030 será 570%  superior a la que tenía en 2009. S estima que en 2030 la autosuficiencia alimentaria de la región alcanzará al 74% por lo cual deberá importar alimentos para 900 millones de personas.

 

Argentina debe mirar con especial atención lo que ocurre en China que tiene el 85% de la población de la región y que es comprador pero también competidor en materia de productos agroalimentarios. China  –recuerda la CERA–  tuvo en 2016 un déficit comercial de US$ 31.000 millones en productos agroalimentarios como consecuencia de importaciones por US$ 102.000 millones y exportaciones por US$ 71.000 millones, casi el doble que las de Argentina. En todos los países de Asia Pacífico, con excepción de Vietnam,  los productos chinos desplazan a los argentinos. Es consecuencia de la cercanía geográfica pero también de los acuerdos firmados por China con los países de la región. Por lo tanto el Asia Pacífico se presenta como una oportunidad pero también como un desafío para Argentina.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *