Cambiemos afina alianzas en el interior del país

El Gobierno busca consolidar su frente electoral en las provincias en las que tuvo competencia interna y sumar aliados en las que en donde presentó una sola lista

 

Hay cuatro escenarios a los cuales en Casa Rosada prestan especial atención: Entre Ríos, La Pampa, Neuquén y Santa Fe. Cambiemos como fuerza se impuso en los tres primeros mientras que en Santa Fe escoltó al Frente Justicialista. También en los tres primeros ejemplos, la lista que representa al Gobierno compitió en internas, por lo que para hacia octubre  tendría que unificar a los diferentes candidatos para no perder votos.

 

Este fin de semana hubo en Entre Ríos una foto que tranquilizó al Gobierno. El radical Atilio Benedetti, vencedor en la interna de Cambiemos, recibió el respaldo de los derrotados Gracia Jaroslavsky y Alejandro Carbó. Benedetti afirmó estar “orgulloso de que hayamos podido tener este proceso interno, en donde cada uno que quiso ser candidato pudo ejercer su derecho”, y pidió consolidar Cambiemos “no solo para a las elecciones de octubre, sino también pensando que en 2019 un gobernador de Cambiemos ocupe la Casa Gris”. En las primarias, este espacio le sacó al Frente Justicialista poco más de 43 mil votos de diferencia. A favor de Cambiemos, vale señalar dos datos: Benedetti aventajó a Somos Entre Ríos (boleta más votada en la interna peronista) por casi 100 mil votos; el peronismo dirimió las candidaturas en diez listas y enfrenta severas complicidades para unificar a los diversos espacios.

 

Por ser el tercer mayor distrito del país, por lo cerca que estuvo de alcanzar la gobernación en 2015 y por el buen desempeño en este turno sin requerir de figuras mediáticas, para el Gobierno la elección en Santa Fe es clave. Quedó por detrás del Frente Justicialista por 16 mil votos pero Albor Cantard, el candidato de Cambiemos, le sacó casi 180 mil sufragios a Agustín Rossi, el más votado en la interna peronista. “Tenemos la expectativa de que en las elecciones de octubre vamos a crecer y sentir el apoyo de todos los santafesinos que quieren el cambio y que quieren que esto salga para adelante”, aseguró el jefe de Gabinete, Marcos Peña, días atrás. Fue tras celebrar la incorporación de una dirigente cercano a Jorge Boasso, el radical que compitió por fuere ante la imposibilidad de participar en las internas. El peronismo, en tanto, repite con frecuencia fotos de unidad ante el difícil desafió de convocar al electorado PJ no kirchnerista.

 

Similar a lo ocurrido este fin de semana en Entre Ríos, en La Pampa los distintos candidatos de Cambiemos que en agosto participaron de las primarias respaldaron al macrista Martín Maquieyra, que el sábado oficializó su candidatura a diputado nacional. “Para llegar fuertes a 2019 en octubre tenemos que acompañar a Martín para que dos diputados de Cambiemos lleguen al Congreso de la Nación”, afirmó el referente del PRO en esa provincia, Carlos Mac Allister.

 

David Schlereth, el candidato de Cambiemos en Neuquén, tiene la obligación de retener los votos de su competidor interno si quiere repetir fórmula y vencer al Movimiento Popular Neuquino (MPN). En Cambiemos son optimistas porque creen que la victoria generó ruidos internos en el MPN que le jugarán en contra en miras a octubre. A su vez, confían en que lo beneficia la “nacionalización” de la elección.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *