En CABA, Carrió quiere ampliar la diferencia

En Vamos Juntos hay optimismo y creen que están en condiciones de lograr un resultado histórico

 

El optimismo en Vamos Juntos, la coalición que conforma el PRO, la Coalición Cívica y parte del radicalismo porteño, se retroalimenta. Tras el resultado en las primarias abiertas del 13 de agosto, cuando la lista encabezada por Elisa Carrió superó el 50% de los votos y quedó a más de treinta puntos de diferencia de Unidad Porteña, las primeras encuestas rumbo a las generales que maneja el frente oficialista y cierta desorientación entre las fuerzas opositoras contribuyen a consolidar ese clima. Que, suponen, poco se modificará hasta octubre. El récord en el distrito lo tiene Carlos “Chacho” Alvarez, como candidato a diputado por la Alianza, en 1997, con 56% de los votos.

 

En el oficialismo porteño dan por hecho que no habrá variantes en la estrategia porteña. Apuntarán a la gestión local y a la buena relación que han establecido hasta ahora el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la propia Carrió. Mientras consideran que la dirigente de la Coalición Cívica tendrá más presencia en términos nacionales, abocada a la campaña bonaerense, pero con visitas más regulares a las provincias donde tiene ascendencia. Mientras consideran que poco puede gravitar (en contra, por lo menos) el debate televisivo acordado ayer con sus principales rivales en las elecciones porteñas.

 

Distinto es lo que sucede entre los opositores. Tanto en Unidad Porteña como en Evolución tiene expectativas puestas en el debate que se desarrollará el miércoles 11 de octubre, once días antes de las elecciones legislativas, en la señal de cable TN, del Grupo Clarín. Postergados a pelear por el segundo lugar, tanto las listas de Daniel Filmus como la de Martín Lousteau esperan que el duelo pueda darles un poco más oxígeno y visibilidad. Educación y desarrollo humano; corrupción, narcotráfico y seguridad; y desarrollo social y economía serán los ejes acordados del debate. Mientras que los cabeza de lista del Frente de Izquierda, Autodeterminación y Libertad y el Frente Renovador, los otros tres espacios que competirán en la Ciudad, pugnan para que se amplíe la convocatoria y se los invite también a ellos. Hasta ahora, sin suerte.

 

No obstante, tanto en Unidad Porteña como en Evolución los frentes internos no ofrecen panoramas promisorios. El frente que reúna kirchneristas y aliados intenta por estas horas lograr que las dos listas que fueron derrotadas en las primarias acompañen activamente a la de Filmus. Cierta reticencia de Ahora Buenos Aires, el espacio de Itai Hagman, que no alcanzó el mínimo para sumarse a la lista oficializada, preocupa en ese sentido. Mientras que en el espacio de Lousteau no terminan de reponerse del golpe de haber quedado terceros y muy por debajo de lo esperado. Los pases de facturas en el radicalismo porteño, las autocríticas por lo bajo del propio exembajador por haber apurado los tiempos y la desazón por haber dejado escapar la buena performence de 2015 completan el panorama.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *