Trading apps locales versus mobile banking

Algunos de los brokers locales más importantes desarrollaron aplicaciones para celulares que realizan las mismas operaciones que las computadoras

 

Por Alejandro Shaw

 

Bobby Axelrod, el multimillonario, ambicioso y controvertido protagonista de la serie Billions jamás le aconsejaría a un inversor que opere en la Bolsa a través de un banco. El personaje interpretado por Damian Lewis aconsejaría que evite pagar altas comisiones y costos ocultos que las entidades bancarias les cobran a los clientes por las inversiones bursátiles. También, les diría que operar desde el mobile banking tiene varias limitaciones que derriban la idea del inversor conectado las 24 horas.

 

“Para comprar activos financieros los bancos son mucho más caros que los brokers. Te matan con las comisiones y costos ocultos que cobran. Por este motivo, el que opera mediante su banco es el inversor novato y ocasional. Los que no tienen experiencia y no lo hacen de manera frecuente”, dice a El Economista Agustín Gómez Beret, gerente de contenidos de la consultora Carta Financiera.

 

“El trader frecuente no opera con su banco, opera con un broker que le ofrece comisiones más bajas y una oferta más amplia de productos financieros”, explica y agrega que “las operaciones que las entidades bancarias permiten realizar desde las aplicaciones de los teléfonos celulares se encuentran reducidas un puñado de opciones: comprar y vender dólares y, en algunos casos, consolidar plazos fijos.”

 

Hace años, operadores de Estados Unidos incursionaron con sus respectivas trading apps. Aunque la mayoría de estos agentes de Bolsa sólo permiten operar a residentes estadounidenses, algunos como Charles Schwab e Interactive Brokers ofrecen la posibilidad de operar a inversores extranjeros.

 

“Para comprar activos financieros los bancos son mucho más caros que los brokers. Te matan con las comisiones y costos ocultos que cobran”, dice a El Economista Agustín Gómez Beret

 

Frente a este escenario y para marcar territorio en el ecosistema digital, algunos de los brokers bursátiles más importantes del mercado argentino desarrollaron sus respectivas aplicaciones para celulares que permiten hacer las mismas operaciones que, hasta hace poco tiempo, sólo eran posibles desde las computadoras.

 

Multiplataforma

 

Un inversor en movimiento necesita un servicio que lo acompañe todo el tiempo. Así lo entendieron en Estudio Gallo, broker local pionero en el área bursátil mobile en Argentina, que recientemente lanzó una aplicación para operar títulos públicos, acciones y opciones.

 

“Al ser una herramienta desarrollada hace menos tiempo, tiene más funciones que la web. En, aproximadamente, un mes estaremos lanzando una nueva versión de la web con esas funciones, entre otras ventajas (más gráficos, alertas de precios/stop loss, etcétera)”, dice ante El Economista Fernando Tavelli, gerente comercial de Estudio Gallo.

 

La app no tiene nombre específico porque se adecua, tanto en el nombre, como en el layout (el diseño) a cada ALyC que contrata el servicio. El servicio contempla la publicación de la aplicación de cada ALyC en el Play Store de Android y el App Store de Apple.

 

Un inversor en movimiento necesita un servicio que lo acompañe todo el tiempo

 

Según Tavelli, “la mayor ventaja es tener acceso al mercado las 24 horas y desde cualquier lugar”. Aunque la aplicación no contempla la operatoria en el exterior, aclara  que “solamente permite concertar operaciones en ByMA y próximamente incluiremos los DMA con Rofex, MAE y MATBA”.

 

El gerente comercial de Estudio Gallo explica la forma de operar a través de la app: “El módulo de Automatización de ordenes permite configurar controles o límites para la operatoria automatizada de los comitentes” y agrega que “la aplicación realiza gran cantidad de controles con la información en línea del Sistema de Gestión y los precios online, entre ellos, tenencia suficiente en las ventas, saldo o límite de crédito en las compras o que el precio no exceda un porcentaje preestablecido del último precio operado”.

 

Cuenta regresiva

 

Invertironline.com es otro de los grandes brokers argentinos que apuesta fuerte al desarrollo de tecnología y soluciones móviles para sus clientes. En estos días, realizan los últimos ajustes a su trading app que, inicialmente sólo estará disponible para dispositivos con sistema operativo Android.

 

“Buscamos desde el primer día hacer que InvertirOnline app sea una plataforma intuitiva y fácil de usar. Para ello nuestro sector de diseño y experiencia de usuario trabajó con clientes que se ofrecieron de voluntarios e hicieron experimentos en la búsqueda de que la aplicación cumpla con estos objetivos”, dice a este diario Juan Ladetto, gerente de sistemas de InvertirOnline.

 

Según Tavelli, “la mayor ventaja es tener acceso al mercado las 24 horas y desde cualquier lugar”

 

En su primera versión, esta aplicación tendrá disponible funcionalidades tales como: compras y ventas; consultar el estado de transacciones; cancelar transacciones cargadas y ver el estado de cuenta, del portfolio y las cotizaciones de activos (acciones, bonos, etcétera). En la etapa inicial, algunas funcionalidades de la web no estarán disponibles (informar un depósito, confirmación de depósitos realizados, pedido de extracciones, suscripciones de Lebac).

 

Ladetto explica que “el objetivo es seguir avanzando en dos aspectos: brindar más funcionalidades hasta tener las mismas experiencias que en el resto de las plataformas (desktop y a través del navegador de los dispositivos móviles) y seguir con desarrollo de nuestra app para iOS”.

 

En conclusión, “si tenés algún mango y no querés que se desvalorice, está bien invertir en algo por intermedio de home banking”, dice Gómez Beret, de Carta Financiera. En cambio, “si querés operar con frecuencia y distintos activos, o tenés montos mayores, ya es recomendable abrir una cuenta de inversión en un broker”, agrega.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *