Según el Ciudad, “se acelera el crecimiento”

“No sólo es cada vez más difundido sino que comienza a ser percibido por un porcentaje creciente de la población”, dice

 

Los datos conocidos la semana pasada, aseguran desde el Banco Ciudad, “confirman el ingreso en una fase de aceleración del crecimiento económico, que no sólo se muestra sectorialmente cada vez más difundido, sino que también comienza a ser percibido por un porcentaje creciente de la población, elemento que ayuda a explicar la positiva performance del oficialismo en las últimas PASO y que resultará clave de cara a las elecciones legislativas de octubre”. Asimismo, agregan, “las señales de expansión no se circunscriben únicamente a los indicadores del nivel de actividad, sino que también se ven plasmadas en el crecimiento de las importaciones y en una favorable evolución de las cuentas públicas, fruto de un sostenido aumento de los recursos tributarios”.

 

Recordemos: según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Indec, la economía se expandió 4% anual en junio y, además, “el avance ya comprende a la totalidad de las actividades productivas, con la única excepción de las minas y canteras”.

 

Los indicadores privados, en tanto, muestran que la expansión continuó acelerándose en julio: el Indice General de Actividad de Ferreres arrojó una suba de 5,4% interanual, el alza más pronunciada de los últimos 50 meses, acompañada de un incremento de 0,6% con respecto a junio.

 

“Las mejoras no son sólo con respecto a un año atrás, sino que se dan incluso contra los niveles de diciembre de 2015, lo que indica que la economía ya logró recuperarse completamente de los efectos de las correcciones macroeconómicas en las que debió incurrir la actual administración al inicio de su mandato”, resaltan desde el Banco Ciudad.

 

Por otro lado, el Banco Ciudad destaca el resultado del Indice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). “Dicho indicador verificó para agosto un incremento cercano al 12%, tanto con respecto a julio como con relación a un año atrás, destacándose como novedad que la percepción positiva sobre la marcha de la economía ya no resulta exclusiva de la Capital Federal o al Interior del país, sino que ahora también empieza a sentirse con fuerza en el Gran Buenos Aires y entre la población de menores ingresos”, subrayan.

 

Por otro lado, destacan los números del comercio exterior y, sobre todo, el hecho de “si bien el rubro que más subió fue el de las importaciones de automotores (76%), resulta destacable el incremento en las compras de bienes de capital (54,7%) y de piezas y accesorios para bienes de capital (34,9%), números que hablan de una recuperación más palpable de la inversión”.

 

Por último, el capítulo fiscal. “El déficit primario exhibió en julio una caída de 9% en comparación con igual período de 2016”, dicen. “Favorecido –explican– por el avance de la actividad económica, con una nueva desaceleración en el ritmo de aumento del gasto, en la que continúa desempeñando un papel importante la reducción de los subsidios económicos” y proyectan “un cómodo cumplimiento de los objetivos trazados por el Ministerio de Hacienda” en el área fiscal.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *