Pese a megaintervención del BCRA, el mercado cree que seguirán las presiones

Más allá de la mano dura de Reconquista 266, el mercado descuenta que las presiones continuarán y el “billete” seguirá demandado

 

¿Lo peor ya pasó? Pareceríaque no. Después de la mega intervención del BCRA, vendiendo US$ 584 millones para frenar la escalada del dólar en el segmento mayorista, hoy el mercado abriría otra vez con presiones al alza. Sucede que, relatan en las mesas de dinero de los bancos, todavía “no se fueron” todos lo que tenían que irse. A esta altura, en la city no esconden que esto es una corrida contra el peso. Típica en épocas electorales, pero también exacerbada por reacciones tardías del BCRA para detener antes la abrupta suba del dólar. Lo hizo tarde, y ahora el mercado está lanzado.

 

Ayer, por caso, Reconquista 266 salió a vender dólares en bloques. Empezó vendiendo de a US$ 10 millones que luego fueron creciendo hasta llegar a colocar posturas de hasta US$ 50 millones. La estrategia de Demian Reidel, el vice segundo del Central y quien maneja la mesa de dinero de la institución, fue clara: abastecer al mercado durante toda la jornada. No era para menos, se dice que los inversores extranjeros (los otrora ciclistas con las Lebac) son los que huyen del peso y se pasan a dólares. “Todo depende. Si realmente el Central quería vender caro estuvieron bien en la estrategia. Pero si solo querían contenerlo no fue acertado porque hoy van a tener que seguir soltando mucho. Quizás estén pensando en vender caro ahora y recomprar la semana si es que a Cambiemos le va bien en las PASO”, pensaba en voz alta un trader de un banco privado.

 

“El mercado de dólar mayorista spot abrió muy demandado ante escasas liquidaciones de exportadores y una oferta en cantidad sólo por parte del BCRA, que dejó correr la cotización hasta US$ 17,825, niveles en los que le pagaron la mayor parte de la rueda, y sobre el mediodía la entidad redujo progresivamente el precio de venta muy agresivamente hasta cerrarlo 2 centavos por debajo de la previa”, indicaron desde Global Agro Brokers.

 

Después de la mega intervención del BCRA, vendiendo US$ 584 millones para frenar la escalada del dólar en el segmento mayorista, hoy el mercado abriría otra vez con presiones al alza

 

El dólar mayorista que operan bancos y empresas cedió 2 centavos hasta $ 17,70 gracias a la férrea intervención del Central. No sucedió lo mismo con el billete que compran los pequeños ahorristas: en los bancos del microcentro porteño el promedio de las pizarras mostró precios de $ 18,04, una leve suba de 3 centavos contra el cierre anterior. También estuvo más pedido el dólar blue que negocian en la clandestinidad las empresas y varios particulares. Se terminó operando en $ 18,41 y arrancaría hoy también muy pedido.

 

Los futuros se negociaron muy demandados al igual que el spot, e incluso no convalidaron completamente la agresiva intervención oficial en el contado al dispararse las tasas implícitas sobre el final en todo el tramo corto. De hecho para el contrato al cierre de este mes, la tasa implícita se ubicó en 29,53% anual. Esto sucede porque el Banco Central no interviene en el mercado de futuros para bajar las expectativas de devaluación. Quizás por el triste antecedente kirchnerista de la manipulación que costó al Estado millones de pesos (con Alejandro Vanoli al frente de la entidad rectora) con contratos a precios irrisorios, que este BCRA se rehusa a fijar precios que den perspectivas de que la devaluación tiene un horizonte.

 

También estuvo más pedido el dólar blue que negocian en la clandestinidad las empresas y varios particulares

 

“Si no logran sacar al dólar de la tapa de los diarios por lo menos quieren que el precio se mantenga por debajo de los $ 18. Después de todo, faltan dos ruedas, la demanda seguirá presionando y el BCRA se mantendrá conteniendo la misma con los dólares que sean necesarios”, reseñó el analista Christian Buteler. El especialista añadió que “la apuesta del BCRA es a que el resultado de las elecciones calmen al mercado. La semana que viene empieza otro partido, pero del que se está jugando ahora habrá ganadores y perdedores. El empate no existe”.

 

“Hay movimientos de precios dentro del mercado que no son racionales, o al menos no encuentran una explicación lógica. Se encuentra hoy personas que hace dos meses atrás se apuraban a vender dólares porque estaban convencidos que podría seguir bajando, y hoy creen  que hay que esperar porque están convencidos que seguirá subiendo. Pero creo son comportamientos irracionales, que insisto no encuentran una explicación lógica”, agregó  Lucas Gardiner, director de Portfolio Personal.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *