No esperar mucho

La relación comercial con Estados Unidos seguirá siendo complicada y tendrá pocos avances

 

La reciente decisión de EE.UU. de poner aranceles prohibitivos para el ingreso de biodiésel nacional a ese codiciado mercado generó enojos y sorpresas puertas adentro en Casa Rosada (e incluyó una carta del presidente a Mike Pence, según reportó Infobae). Es entendible: el Gobierno puso esfuerzos en reconstruir los lazos con EE.UU. y sintió el fallo del biodiésel casi como una traición. Hizo “los deberes”, y no obtuvo un premio.

 

Sin embargo, los analistas vienen advirtiendo que no hay que esperar mucho de la relación bilateral (y, sobre todo, del capítulo comercial) con la gran potencia del norte. “Hay ganas de tener una relación beneficiosa para ambos países, pero la realidad es que ninguno tiene mucho para ofrecer al otro”, dice un experto, que pide off the record. “Comercialmente, Argentina compite bastante con EE.UU. y, por lo tanto, no hay demasiado para ganar”, acota. En criollo: lo que Argentina exporta, también lo producen los farmers del midwest.

 

Más aún con un Gobierno cuyo lema es “America First” y más allá de la argumentación (atendible y cierta, según expertos) de los motivos detrás del fallo.

 

Sin desmerecer la importancia de EE.UU. (es y sigue siendo un mercado clave para nuestras exportaciones) y sin abandonar las acciones para lograr mayor penetración allí en nichos (como los limones), la respuesta y los esfuerzos de la diplomacia argentina debería poner más foco en las regiones que son, comercialmente, más complementarias, como el Asia-Pacífico y Africa y que, además, crecen más.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *