Las PASO son sólo un paso

Mientras los políticos siguen discutiendo el conteo y el ganador, los mercados dieron su veredicto

 

Por Francisco Sánchez

 

Las primarias quedaron atrás. Mientras los políticos seguirán discutiendo el conteo y el ganador, los mercados dieron su veredicto: el Gobierno hizo una elección mejor que la esperado. En respuesta, los bonos y las acciones subieron, y el dólar bajó. Poco o nada le interesa al mercado quien es el ganador definitivo.

 

La lectura que corresponde, para los analistas del HSBC, es que, con este resultado en las primarias, la probabilidad de que en octubre la sociedad rechace en forma significativa al Gobierno y al programa de reformas se redujo sustancialmente. Aunque, agregan desde el banco inglés, también se votó a favor del gradualismo sugiriendo que no sólo el Congreso es un condicionamiento a las reformas, el rechazo a las políticas de shock seguramente va a influir en el diseño y la implementación de los cambios futuros. Aún queda incertidumbre residual, sostienen, pero haber eliminado el escenario malo mejora mucho las perspectivas.

 

Desde el Citi son aún más entusiastas: las elecciones de medio término, apuntan, predicen bien la futura elección presidencial. Carlos Menem ganó en 1993 y fue reelecto en 1995. Néstor Kirchner ganó en 2005 y el camino se allanó para CFK en 2007. En cambio, el radicalismo perdió en 1987 las legislativas y luego las presidenciales de 1989, y por supuesto perdió también las de 2001.

 

Las perspectivas a octubre que señalan desde los bancos son en general favorables: la participación debería subir en las elecciones generales, la mejora de la economía va a estar más consolidada y el Gobierno va a contar con un mapa de los lugares a reforzar con obra pública y política. Todos estos factores suman a Cambiemos.

 

¿Should I stay or should I buy?

 

El dólar, termómetro de riesgo, cayó fuerte en respuesta a las PASO. Por ahora, el BCRA decidió no intervenir, dejándolo caer. ¿Debe comprar dólares para sostenerlo y reponer reservas? ¡Son muchos objetivos para un solo
instrumento! Desde la mirada antiinflacionaria, comprar dólares es expansivo así que los halcones del BCRA seguramente prefieren mirar al mercado cambiario desde afuera. Además, a los puristas de las metas de inflación tampoco les gusta intervenir con el dólar. Y, como si fuera poco, su presidente, Federico Sturzenegger, quiere acostumbrar a los argentinos a la volatilidad cambiaria.

 

Pero el BCRA enunció un objetivo adicional que es aumentar el stock de reservas. Y si bien puede volver a la política de reservar las compras para las emisiones de deudas soberanas, en el pasado intervino para frenar la apreciación real en varias ocasiones. Si bien en el cortísimo plazo se mantenga a un costado, es probable que pronto vuelva a comprar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *