La marcha de San Cayetano colmó la plaza

Organizaciones sociales cuestionaron el rumbo del Gobierno y exigieron la sanción de la emergencia alimentaria

 

La Plaza de Mayo se vio ayer colmada por militantes de organizaciones sociales y gremios que marcharon hasta ese lugar desde la parroquia San Cayetano para exigir “Pan, paz, tierra, techo y trabajo”. Los manifestantes, liderados por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), exigieron un cambio en el rumbo de las políticas del Gobierno Nacional e hicieron especial hincapié en la necesidad de sancionar una ley de emergencia alimentaria.

 

La manifestación tuvo como marco el día de San Cayetano, patrono del trabajo, motivo por el cual los militantes iniciaron  la peregrinación en el santuario ubicado en el barrio porteño de Liniers. Al llegar la Plaza de Mayo montaron un discreto escenario en la base de la Pirámide, donde pasadas las 15 realizaron un acto de cierre. Desde esa tarima, los dirigentes Daniel Menéndez (Barrios de Pie), Juan Carlos Alderete (CCC) y Esteban Castro (CTEP), advirtieron que “hay hambre en la Argentina y la responsabilidad es de este Gobierno que mira para otro lado”. Castro sostuvo que “el problema no son los compañeros que no tienen trabajo, el problema es que este Gobierno los lleva a la marginalidad y de ahí es muy difícil salir”.

 

Uno de los principales reclamos de la jornada fue que el oficialismo acceda a debatir en el Congreso un proyecto para declarar la emergencia alimentaria, debido a la malnutrición de los niños que asisten a comedores y merenderos, la cual se sumaría a la Ley de Emergencia Social, sancionada en diciembre pasado. “Vamos a profundizar la lucha porque este Gobierno dice que esperemos hasta después de las elecciones para aplicar la emergencia social, y a este Gobierno le decimos: el hambre y la desocupación no esperan”, afirmó a su turno Alderete.

 

Por su parte, Menéndez aseguró que “cada vez concurren más chicos a nuestros comedores y estamos planteando la necesidad de una ley de emergencia alimentaria” y agregó: “Pero sobre todo que se revea la política que lleva el Gobierno, que debe convocar al diálogo de manera inmediata”.

 

Los dirigentes sociales también apuntaron contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien  dijo que “convertir a San Cayetano en una movilización es una barbaridad” y “de muy bajo nivel”. Como respuesta, Menéndez afirmó: “Cuánto se parece esa ministra al coronel (y ex secretario de Seguridad, Sergio) Berni, aquel que no dudaba un segundo en agarrar a la Gendarmería y repartir palos”.

 

Los dirigentes sociales agradecieron la presencia en la plaza de la CGT y de la CTA Autónoma, al tiempo que recordaron que el 22 de agosto serán ellos los que acompañarán la marcha convocada por la central obrera para “pelear contra este modelo de ajuste, de represión y de hambre”.

 

Stanley, lejos de la manifestación

 

Mientras las organizaciones se manifestaban en la calle, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se encontraba en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, donde realizó actividades y mantuvo un encuentro con el intendente local, Héctor Gay. Allí Stanley destacó como valores fundamentales del gobierno de Cambiemos “la verdad y el compromiso social”, acompañados de un crecimiento “lento pero seguro”. “Queremos solucionarle los problemas a la gente, pero no con soluciones mágicas que desaparecen de un día para el otro”, dijo, antes de acusar a las manifestaciones recientes de encubrir una intencionalidad política. “Creo que durante estos últimos meses en algunos movimientos en particular, se han manifestado más por una cuestión político partidaria, sin relación con el fondo de lo que veníamos viendo”, dijo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *