“La campaña de CFK es similar a la del 2011, no es novedosa”

El Economista dialogó con el consultor político Juan Courel

 

Juan Courel, exsecretario de Comunicación en la provincia de Buenos Aires, analiza la campaña electoral previo a las PASO y asegura que, tanto Unidad Ciudadana como Cambiemos, “buscan consolidar lo que ya tienen, no da la sensación de que se hayan movido de sus discursos”.

 

¿Qué le parece la poca participación de CFK?

Se habló mucho de un cambio de estilo de Cristina, porque centró su campaña en historias de vida contadas en primera persona y ella no fue la pieza central en los distritos mensajes que salieron de Unidad Ciudad. Pero si se repasa lo que fue la campaña de Cristina en 2011 fue también con pocos actos. El lanzamiento tuvo como protagonistas a ciudadanos no afiliados a un partido político y los spots de campaña también fueron historias de vida. Pero en vez de personas afectadas por las medidas de un Gobierno era gente beneficiada por las políticas de la anterior gestión. Tiene que ver con ejemplos individuales para tratar de apelar al sentimiento de cada persona. No me parece novedosa, no hay un cambio en su comunicación, siempre supo comunicar muy bien en campaña y no es una excepción esta vez.

 

¿Y de la activa presencia de Vidal?

Era algo que se venía anunciando, y es una manera también no sólo de aprovechar la imagen positiva de la gobernadora para levantar a los candidatos que tienen poco nivel de instalación o conocimiento, sino también despegar a Macri del resultado de la Provincia a la espera de que lo que suceda en otros distritos sea más favorable para el Cambiemos.

 

Usted sostiene que no es lo mismo “un mal candidato que un candidato desconocido”. En ese sentido, ¿qué opinión le merece, con buena parte de la campaña transcurrida, el binomio Esteban Bullrich – Glady González?

Probablemente Bullrich no haya crecido demasiado del desconocimiento. Pero lo que sí es fuerte en la provincia es la marca Cambiemos. Los bonaerenses saben que se trata del Gobierno, que responde a Mauricio Macri, y a la hora de votar, los que quieran respaldar a la gestión saben donde tienen que depositar el voto. No me parece un problema que Bullrich no tenga ningún nivel de conocimiento, al contrario, le permite concentrarse en el objetivo de fortalecer el sello, en “no aflojar con el cambio”, centrado en la marca y no en los candidatos.

 

“Buscan consolidar lo que ya tienen, no da la sensación de que se hayan movido de sus discursos”

 

¿Cómo cree que jugará el factor de apostar, con dos años de gestión, a un mensaje de “seguir apostando al cambio”, y no en logros de la administración?

Tenemos una campaña en la cual, tanto el Gobierno como Cristina, buscan consolidar lo que ya tienen, no da la sensación de que se hayan movido de sus discursos. Ninguno de los dos está buscando convencer a ese 30% de la población que en 2015 se siente interpelado por las dos alternativas. El Gobierno, con una evidente falta de logros para mostrar, apela a consolidar el discurso que les permitió en su momento ganar en el balotaje.

 

¿A qué cree que responde la nacionalización de una figura como Elisa Carrió?

Pasearla a Lilita por el país es una forma de tapar la falta de logros y sostener lo discursivo antagonizando con el Gobierno anterior, a través de acusaciones y ese tipo de campaña negativa. Expresa también que el voto en la ciudad de Buenos Aires es nacional. Martín Lousteau encabeza una campaña publicitariamente atractiva, pero que se concentra en aspectos locales, y da la sensación de que en la Ciudad se vota mucho pensando en lo que ocurre a nivel nacional.

 

¿Cómo ve el escenario entre las PASO de agosto y la primera vuelta de octubre?

En 2015 hubo cambios, pero diferentes a los que se imaginaba. Massa quedó bastante lejos de Macri en las primarias y en octubre, no sólo no bajó su porcentaje sino que creció. Entonces esa teoría de que las PASO descartan candidatos por el voto útil, es relativa. Lo que pasó en 2015 también es que el crecimiento de Cambiemos se debió también a la mayor participación en las urnas, y ese escenario sigue siendo similar. No me imagino una elección con mucha participación.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *