Con el IPC Nacional acelerando, el BCRA dejaría quieta la tasa

Si bien dijo que “la economía ha retomado el sendero de desinflación”, no hay margen para bajar tasas

 

 Por Mariano Cúparo Ortiz

 

Hoy el BCRA volverá a ser protagonista en una semana clave: tomará una nueva decisión de política monetaria, en la que fijará nuevamente la tasa del centro del corredor de pases a 7 días, justo en la semana en la que se publicará el IPC Nacional de julio, que mostraría una aceleración importante de la inflación, que estaría en torno al 2%.

 

Para colmo, el dólar siguió presionando y ayer la autoridad monetaria y cambiaria tuvo que intervenir en forma directa, vendiendo US$ 165.100 M. A lo que hay que sumarle los US$ 300 M que había salido a vender el viernes 28 de julio. Ahí el BCRA muestra fuerte su poder de fuego para el que parece consolidarse como su precio techo para la divisa, en torno a los $ 18. Ayer cerró en $ 17,97.

 

Cabe entonces preguntarse qué hará hoy con la tasa de política monetaria, aunque su principal herramienta para competirle a la divisa viene siendo la Lebac más corta, en particular metiéndole mucha tasa en el mercado secundario, donde llegó al 27%, contra el 26,25% en el que está en la actualidad la del centro del corredor de pases y contra el 26,50% al que cerró la última licitación. La expectativa para hoy, semana eleccionaria, es que la tasa quede quieta. De esa forma el BCRA evitaría dar una señal contractiva y la lucha contra el TCN la da con intervenciones directas o con tasa, pero en el mercado secundario, con perfil más bajo.

 

En esa línea parecen opinar los analistas. El economista del Cesur, Amílcar Collante, publicó en Twitter una encuesta en la que el 62% de los más de 200 participantes sostuvo que el BCRA mantendrá quieta la tasa.

 

Vaso medio lleno

 

Ayer el BCRA publicó el Informe Monetario Mensual de julio, en el que la autoridad monetaria insistió en un alto nivel de optimismo, al señalar que “la economía ha retomado el sendero de desinflación”. Se basó en el IPC Nacional de junio, aunque luego en el mismo informe reconoció que “los indicadores de alta frecuencia de fuentes privadas y estatales monitoreados por el BCRA sugieren que la inflación de julio habría sido superior a la de junio”.

 

Durante julio la tasa de política monetaria, es decir la de los pases a 7 días (aunque también podría decirse que la de la Lebac corta de las licitaciones y la del mercado secundario tienen idéntico o superior protagonismo), se mantuvo inalterada. “El BCRA decidió mantener inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases de 7 días, en 26,25%. Así, permaneció en 25,5%-27%”, sostuvo.

 

Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, el BCRA debería apostarle a su principal instrumentos de política monetaria, minimizando las intervenciones directas en el mercado cambiario. “Subiendo la tasa se ahorraban varias intervenciones. Si me decís que no lo hicieron porque no querían dar a entender que miran al tipo de cambio, entonces no deberían intervenir. Pero esperemos que superado el match electoral no sólo retomemos sino que profundicemos el sendero por el que veníamos”, dijo.

 

Para Caamaño Gómez el BCRA no está queriendo subir la tasa de referencia oficial por la señal política que implicaría semejante gesto en épocas eleccionarias.  Dijo: “A diferencia del año pasado, que subía la tasa cuando se iba el tipo de cambio o las expectativas no convergían, este año está más reacio y sólo la sube a escondidas en el secundario”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *