Las empresas, muy lejos de la inclusión

El 71% de las compañías argentinas no tiene personal con discapacidad y el desempleo en ese grupo poblacional alcanza el 75%

 

Pese a los intentos por generar mayor inclusión, en el mercado laboral argentino queda mucho por hacer: el 71% de las empresas no cuentan con personas con discapacidades entre su personal y en este grupo poblacional, el desempleo llega a la preocupante cifra de 75%. Es decir, es ocho veces superior que la media nacional, de 9,2%.

 

Los datos surgen de un informe elaborado por la consultora de recursos humanos Adecco. Según estima, en Argentina hay cinco millones de personas con algún tipo de discapacidad. Asimismo, hay alrededor de 100.000 alumnos entre el nivel inicial y la educación media que tienen algún tipo de discapacidad. De ellos, sólo el 7% alcanza un estudio terciario o universitario. La dificultad para avanzar en sus estudios es parte de las limitaciones que encuentran las personas con discapacidad para insertarse luego en el mercado laboral.

 

Según el informe, el desempleo entre las personas con discapacidad alcanza el 75%. Entre ellos, casi la mitad (el 44%) son jefes de hogar. En este marco, sólo el 39% de las empresas tienen algún programa o política que promueve la incorporación de personas con discapacidad a su organigrama.

 

Entre las personas con discapacidad que sí trabajan, el 69% tiene un dificultad motora. Entre las empresas que contratan a personas con discapacidades, el 32% lo hace porque tiene políticas de diversidad con las que debe cumplir, el 31% porque están sensibilizados frente a la temática, 14% por afinidad personal con la situación, 1% por exenciones impositivas y otro 1% porque tiene cupos disponibles.

 

En empresas más inclusivas, la experiencia parece ser ampliamente favorable: la gran mayoría de firmas que emplearon personas con discapacidad recomienda a otras hacerlos. De este grupo el 60% reconoce beneficios en la promoción de equipos de trabajo más diversos, el 18% dice que los trabajadores con discapacidades aportan otros puntos de vista, el 7% sostuvo que mejora el clima laboral y el resto comparte las tres opiniones anteriores. “La diversidad en el ámbito laboral brinda ventajas y beneficios tanto al negocio como a la sociedad en su conjunto”, agregó la directora de sustentabilidad del grupo Adecco, Esther Parietti. Según consideró, “reconocer la diversidad y aceptarla es gratificante para las personas que componen la organización, pero, a la vez, ser reconocidos y aceptados por nuestras individualidades se convierte en un factor de confianza que resulta una herramienta muy potente para el desarrollo profesional”.

 

De cara al futuro, el 86% de las empresas que participaron del estudio de Adecco consideró que contrataría personas con discapacidades, mientras que un 14% negó esa posibilidad. Entre el grupo de compañías que descartó la posibilidad, el 72% consideró que no tienen un lugar de trabajo adaptado, el 11% por que es una temática que “les cuesta manejar”, el 3% por no saber dónde hacer la búsqueda y unos 14% por no conocer las políticas de inclusión.

 

En cuanto a las exenciones impositivas, las opiniones están divididas: el 52% de las empresas en general consideraron que son un incentivo “relevante” para incorporar personas con discapacidades a su personal, mientras que un 48% opina lo contrario.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *