Emprender y salvar vidas

Un proyecto argentino se subió al podio de una competencia global de Microsoft

 

Por primera vez, un proyecto argentino alcanzó el podio de la competencia mundial de emprendedores de Microsoft. Tres jóvenes estudiantes de ingeniería informática del ITBA se ganaron el tercer puesto en la final global de “Imagine Cup” con su proyecto ResCue. A través de la inteligencia artificial y la ayuda de los drones la innovadora plataforma logra mejorar la asistencia durante una catástrofe natural.

Por primera vez, un proyecto argentino alcanzó el podio de la competencia mundial de emprendedores de Microsoft. Tres jóvenes estudiantes de ingeniería informática del ITBA se ganaron el tercer puesto en la final global de “Imagine Cup” con su proyecto ResCue.

 

El proyecto del equipo argentino permite cubrir con 10 drones una superficie semejante a la de la Ciudad de Buenos Aires en menos de 10 horas y enviar reportes en tiempo real. La idea detrás de la iniciativa fue optimizar los tiempos de respuesta para salvar más vidas.

 

En la actualidad se tardan entre dos y nueve días en hacer una primera evaluación del área afectada. Y las 12 primeras horas después de ocurrida la catástrofe son cruciales para hacer el rescate más eficiente. Es en esta franja crítica en la que ResCue combina el trabajo de drones autónomos y el procesamiento de datos a través de audio y video. Una plataforma web controla los drones en el área afectada y, a medida que vuelan, se toman las imágenes y sonidos de la zona para realizar reportes en tiempo real.

 

Los estudiantes utilizaron Microsoft Azure para procesar los datos y una de las principales soluciones que incluyeron fue Custom Vision: un servicio de Inteligencia Artificial que permite identificar qué objeto hay en una imagen. Como premio recibirán US$ 15.000 y US$ 25.000 en Microsoft Azure, además de acceso al programa BizSpark para emprendedores para perfeccionar su emprendimiento.

 

Los ganadores tuvieron que vencer las propuestas innovadoras de 53 proyectos desarrollados por jóvenes provenientes de países con una fuerte tradición en desarrollo de software, tales como Estados Unidos, Canadá,  la India, Reino Unido o Brasil.  El primer premio fue para la Republica Checa y el segundo para alumnos de una universidad estadounidense.

 

“Esta fue una experiencia increíble para nosotros”, dijo Ramiro Olivera (22 años), uno de los integrantes del equipo argentino, junto a Julián Antonielli (22) y Luciano Mosquera (25). “Al ver los proyectos y las universidades con las que
competiríamos no teníamos demasiadas expectativas”, confesó. “Sin embargo, una vez en Redmond nos dimos cuenta del potencial que tenía nuestro proyecto que era muy sólido en tecnología, innovación, factibilidad y concepto”.

 

Horas críticas

 

El proyecto surgió hace algunos años cuando el hermano de Ramiro trabajaba como voluntario en la Cruz Roja en el rescate de víctimas de una inundación en Catamarca. Allí advirtió que los rescatistas no podían actuar tan rápido como querían debido a ciertas trabas externas. En ese momento se dieron cuenta de que ahí había un nicho donde había mucho por hacer.

 

“Estamos muy entusiasmados en seguir adelante”, detalló Julián Antonielli. “Vamos a mejorar la tecnología para que sea más eficaz en el momento de detectar los desastres naturales”. Antonielli asegura que uno de los próximos pasos es poder trabajar con el Gobierno para probarlo en escenarios reales.

 

Imagine Cup se celebra hace ya 15 años y este año se pusieron a disposición de los estudiantes herramientas de Microsoft Azure y Visual Studio Dev Essentials para motivar soluciones disruptivas. Desde su lanzamiento, participaron más de dos millones de jóvenes.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *