El dólar cayó a $ 17,50 empujado por un fuerte ingreso de divisas

Los altos rendimientos de las inversiones en pesos llevaron al desarme de posiciones en dólares que, sumado a una baja demanda, arrastró al mayorista a $ 17,21

 

El dólar cedió hoy cinco centavos para terminar en $ 17,46 para la venta a nivel minorista y $ 17,21 en el sector mayorista, debido a la existencia de una mayor oferta, estimulada por los altos rendimientos de las inversiones en pesos, y una demanda alicaída, que se tradujo en un bajo volumen de negocios de alrededor de US$ 404 millones.

 

Así, tal como esperaban los mercados luego de conocerse el resultado electoral de las PASO, el tipo de cambio corrigió a la baja 58 centavos desde el máximo alcanzado el 9 de agosto, cuando se ubicó en $ 18,04, con un declive equivalente a 3,21%.

 

En el segmento minorista, el dólar terminó a $ 17 para la compra y $ 17,46 para la venta, según el precio promedio de las entidades que releva el Banco Central. El valor más alto de cierre en este grupo de entidades fue de $ 17,50 mientras que el más bajo fue el ofrecido por el Banco Nación, con un cierre informado al organismo central de $ 17,37. Mientras tanto, en el mercado informal el dólar cerró a $ 18,27 para la venta.

 

“La atracción ejercida por la inversión en portafolios en moneda doméstica siguió estimulando el ingreso de dólares desde el exterior con su consecuente presión sobre los precios de la moneda norteamericana”, comentó Quintana

 

En el segmento mayorista la divisa cerró a $ 17,11 y $ 17,21 para las operaciones de compra y de venta respectivamente, con un descenso de dos centavos respecto del final de ayer. Los rendimientos altos de las inversiones en pesos volvieron hoy a motorizar un desarme de posiciones en moneda extranjera que presionó a la baja el dólar en la plaza local.

 

“La atracción ejercida por la inversión en portafolios en moneda doméstica siguió estimulando el ingreso de dólares desde el exterior con su consecuente presión sobre los precios de la moneda norteamericana”, comentó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. La presión bajista ocurría en momentos en que las Lebac se mantenían en torno de 27% nominal anual, gracias a la intervención de la autoridad monetaria en el mercado secundario, en especial en los vencimientos más largos.

 

Quintana remarcó también que “volvió a caer el volumen de negocios” en el segmento de contado, donde se hicieron US$ 403,8 millones y en el de futuros del MAE US$ 22 millones. En el Rofex, se operaron US$ 510 millones; el plazo más largo operado fue el mes de abril a $ 19,69 y los plazos bajaron en promedio un poco más de 3 centavos en todos los vencimientos pactados.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *