Combustibles: retrasarían suba

El Gobierno quiere postergarlos para después de las elecciones

 

Las compañías petroleras, que tienen un acuerdo firmado con el Gobierno,  aún no definieron si acatarán la intención oficial de postergar para después de las elecciones los  aumentos de combustibles que surjan de la revisión de precios comprometidos para el primero de octubre próximo. Este año, las revisiones ya se realizaron en abril y julio pasados.

 

El Ejecutivo dejó trascender su expectativa de que las empresas posterguen la implementación de los aumentos para después de las elecciones del 22 de octubre, de manera de evitar ruidos políticos en lo que consideran una instancia clave para la continuidad de las políticas implementadas desde diciembre de 2015 en adelante.

 

“Las empresas tendrán que analizar si deciden acompañar este momento y adoptar una postura que no sume ruido político en una instancia electoral”, afirmó una alta fuente del Gobierno al recordar que la decisión es parte de un acuerdo entre productoras de crudo y las refinadoras firmado a comienzos de año.

 

Pero tampoco hay certezas hasta el momento de que la ecuación aplicable para determinar la evolución de precios impulse la nafta y el gas-oil al alza, ya que habrá que cotejar en la última semana de septiembre el precio del dólar tras su caída posterior a las PASO, el valor internacional del barril estabilizado en torno a los US$ 50, y de los biocombustibles y su reacción tras las trabas implementadas por Estados Unidos a la producción local.

 

La intención del Gobierno es que un eventual incremento de las naftas y el gasoil no incida en el tramo final de la campaña electoral, y al respecto recordó que frente a las elecciones de octubre de 2015, las operadoras petroleras aceptaron el pedido del entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, de postergar aumentos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *