CFK espera el conteo final y busca respaldos extras

24 de agosto, 2017

 

En el kirchnerismo aseguran que podrá verse un giro en la estrategia de campaña de Cristina Kirchner, pero a partir de una misma matriz. Es decir, la situación económica seguirá siendo eje de campaña, con las “víctimas del ajuste” como sujeto de la disputa por el voto. Pero con algunas variantes y novedades. Por caso, una presencia más activa de la expresidenta en campaña. Incluso, con contacto con los medios, y ofreciendo algunas entrevistas periodísticas.

 

Los primeros pasos se darán luego de que se oficialice el escrutinio definitivo. Allí esperan que la expresidenta figure por algo menos de un punto de diferencia por sobre su rival Esteban Bullrich y, a partir de eso, generar impacto para revertir la idea de triunfo que Cambiemos pudo imponer luego de su buena elección nacional. Mientras ya buscan consolidar el trabajo territorial, vínculo con los intendentes incluido. La captura de votos por debajo de lo esperado en algunos distritos clave y deficiencias en la fiscalización del comicio aparecen como déficit a revertir.

 

En el trayecto hacia octubre, Unidad Ciudadana intentará también ampliar sus contornos, con algunos respaldos extra a título personal de dirigentes provenientes de otros frentes y la disputa, sobre todo, por aquellos que optaron en las primarias por Florencio Randazzo y, en menor medida, por Sergio Massa. En ese sentido, ayer obtuvieron un guiño. El intendente de Colón, Ricardo Casi, integrante de Cumplir, convocó ayer a los ciudadanos a emitir un “voto útil” en las elecciones legislativas de octubre. “Lo que está en juego en octubre es el tercer senador y los peronistas le queremos ganar a Cambiemos y por lo tanto queremos que Jorge Taiana sea el tercer senador en la provincia de Buenos Aires”, sostuvo el dirigente, que formaba parte de los jefes comunales que respaldaron al chivilcoyano. En círculos kirchneristas también esperan que Juan Zabaleta, intendente de Hurlinghan, también realice guiños en el mismo sentido.

 

Mientras tanto, la expresidenta no rompió el silencio durante las últimas horas, más que para destacar alguna nota periodística en las redes sociales o para amplificar una entrevista al intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, que sostuvo días pasados que “el peronismo tiene que reagruparse” para convocar “un masivo voto opositor”. Trascendidos hubo varios. En distintos sentidos. Por caso, el de un encuentro entre Máximo Kirchner y Sergio Massa, en General Rodríguez. Y de una reunión entre allegados de Cristina y de Felipe Solá. Tanto Massa como el exgobernador no dieron señales públicas de acercamiento posible. Más bien, lo contrario. De distintas maneras, manifestaron la necesidad de lograr algún tipo de confluencia futura. Pero más allá de octubre. Ajena a esta ronda electoral.

 

Los temores en el kirchnerismo están más relacionados con la posibilidad de que algunos intendentes puedan “cortarse solos” y, relacionado con esto, la posibilidad de que tanto el Gobierno provincial como el nacional puedan influir con promesas de recursos u obras. El argumento en contra que desde Unidad Ciudadana intentan señalar es la pobre performance del peronismo en algunas provincias con gobiernos justicialistas moderados o negociadores y, también, los gestos más duro de las últimas horas de la administración del presidente Mauricio Macri con el grueso de los sindicatos.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *