CFK convocó a ponerle “un freno al Gobierno”

Con un discurso muy duro y diferencias estéticas respecto de la campaña hacia las PASO, planteó la necesidad de generar un contrapeso a la “concentración de poder” de Cambiemos

 

Discurso más prolongado y notoriamente duro. Con algunas variantes estéticas y otras en el contenido. Cristina Kirchner festejó ayer en el estadio platense de Atenas el triunfo de la lista de senadores que encabeza en la provincia de Buenos Aires, luego del escrutinio definitivo, y trazó algunas pautas respecto de cómo será la campaña hacia las generales de Unidad Ciudadana luego de la experiencia de las PASO. “Ganamos en agosto y podemos ganar en octubre. Pero sin exitismo. El triunfalismo no le sirve a nadie, es el padre de las derrotas. Hay que ponerle un límite al Gobierno. Para eso convocamos a una campaña ciudadana”, señaló la expresidenta sobre la ventaja de 0,21% que obtuvo, en un fragmento de su intervención que condensó varias de sus preocupaciones.

 

“Es la primera vez en la Historia que el que gana en el escrutinio provisorio no gana en el definitivo. Este es el triunfo de la verdad sobre la mentira y la manipulación”, fue una de sus frases iniciales, con los candidatos en las distintas categorías de fondo. “Los argentinos sentimos que nos quisieron vender gato por liebre. Y, al final, no fue gato, fue liebre”, acotó, para establecer responsabilidades en el Gobierno respecto de la incertidumbre por el resultado final. La presencia de los candidatos y dirigentes, precisamente, fue una de las diferencias más notorias en comparación con los actos anteriores. La apuesta de Unidad Ciudadana al trabajo territorial que estos dirigentes puedan hacer es una de las clave que, consideran, pueden contribuir a repetir el resultado. “Hablen en las fábricas, en los comercios, en las universidades y escuelas”, apeló.

 

En otro pasaje importante de su discurso, la expresidenta se refirió al “triple desafío” que tiene su fuerza. Y los enumeró. Por un lado, el económico, ya planteado en la campaña hacia las PASO, con eje en las “políticas de ajuste del Gobierno”. Por el otro, contrabalancear y poner un límite a “la concentración de poder” que existe alrededor del Ejecutivo, a partir del gobierno de las principales esferas públicas, pero también a partir del apoyo de “poder privado concentrado”. En tercer lugar, mencionó el deterioro de las instituciones. Y, en este punto, mencionó el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, “el hecho más terrible, el más doloroso” de los que se sucedieron en las últimas semanas.

 

A partir de esta caracterización, cuestionó el tipo de oposición de otros actores y propuso un modelo alternativo. “Quieren una oposición anestesiada, a su medida, pero la mayoría dijo que no”, señaló. Y agregó: “La oposición está en la calle y en las urnas. Es necesario que sea mayor en las instituciones”, en la referencia más clara hacia las fuerzas que compiten con ella en las elecciones y a cuyos votantes debe interpelar para ampliar su caudal de votos. Y planteó uno de los ejes en los que piensa basar su estrategia Unidad Ciudadana: la elección por el tercer senador. “Por un puñado de votos se define si el tercer senador es Jorge Taiana o Gladys González”, sostuvo, luego de pedir una auditoría del software con el que se realiza el escrutinio.
Cómo

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *