“El campo argentino es una de las industrias más competitivas del mundo”

El Economista dialogó con Sebastián Bollier, gerente general de ADBlick Granos

 

Entrevista a Sebastián Bollier ADBlick Granos

 

Un tema que surge a menudo en charlas de café y en la vida diaria es hacia dónde diversificar parte de los ahorros para lograr un portfolio eficiente. Al respecto, El Economista consultó a Sebastián Bollier, gerente general de ADBlick Granos, que presta servicios a particulares y empresas, apostando al campo como motor de desarrollo del país.

 

¿Es una buena época para invertir en el campo?

Sin dudas que sí y por varias razones. El campo argentino es una de las industrias más competitivas del mundo porque puede generar proteínas y energía a  valores muy competitivos respecto a otros países. Siempre el campo es una oportunidad ya que se parte de una base muy sólida. Ahora, con un nuevo clima de negocios, se le agregan reglas más transparentes para los que estamos en el negocio de trabajar en eficiencia, desarrollo de nuevos productos, procesos, innovación que permita seguir cultivando y desarrollando esa ventaja comparativa que tenemos. En síntesis, se juntaron esos dos mundos: la base que es Argentina por sus condiciones geográficas y el buen clima de negocios.

 

¿Cual es el momento indicado para desembolsar los ahorros?

Es muy importante invertir antes de octubre porque es un negocio estacional en función de campañas. Las campañas comienzan en julio y duran un año. Los períodos en los que hay más necesidad de capital son julio, octubre y noviembre, en los que los agricultores hacemos una gran inversión en fertilizantes y semillas para sembrar todo.

 

¿Por qué invertir en granos y no en otro rubro?

Granos es un negocio que, por ejemplo, tiene una volatilidad más alta que el rubro inmobiliario y potenciales de renta mucho más elevados. También, es un valor estar en la producción de alimentos. La demanda de alimentos estructuralmente va a seguir creciendo en el mundo y cuando se invierte en granos en Argentina se está accediendo a todos los mercados del mundo. Una inversión en un inmueble está circunscrita solo al lugar donde se ubica ese bien y hay menos potencial de crecimiento.

 

El campo argentino es una de las industrias más competitivas del mundo porque puede generar proteínas y energía a  valores muy competitivos respecto a otros países

 

¿Qué ofrecen desde ADBlick Granos?

Brindamos la posibilidad a pequeños inversores de invertir desde US$ 10.000 para entrar en un negocio de siembra a escala que ofrece una rentabilidad aproximada de 14% en dólares. En esta nueva campaña tenemos pensado sembrar 45.000 hectáreas con siete cultivos diferentes.

 

¿Cuándo se empieza a ver la ganancia?

Ahora estamos en la etapa de recibir inversores porque se está armando la campaña 2017/18. El resultado de la campaña se calcula una vez al año, informamos la rentabilidad los primeros días de agosto y la pagamos en septiembre.

 

¿El inversor puede elegir el cultivo?

Creemos que el inversor no es experto en eso. Si un inversor dice quiero invertir en girasol o en trigo, estaría perdiendo los beneficios de la diversificación. Hay una cartera de cultivos armada por expertos en función de las condiciones agroecológicas y también en función de los desarrollos comerciales. Tenemos una red comercial con industrias: aceiteras, molinos, exportadores, que nos permiten sembrar lo que el cliente nos va a comprar y ajustar el programa de cultivos a las necesidades de los clientes. A cada campo que alquilamos, se le hace un estudio con imágenes satélites, de suelo, índice verde, entre otros. En función de ello sacamos el potencial de kilos de rinde que se le puede sacar a ese campo, y con ese dato sabemos si es un campo que puede dar 14%, 5% o 20%. Si el campo puede dar 5%, no lo alquilamos. El compromiso nuestro es conseguir los negocios que estén por arriba del 14%.

 

La demanda de alimentos estructuralmente va a seguir creciendo en el mundo y cuando se invierte en granos en Argentina se está accediendo a todos los mercados del mundo

 

¿Quiénes invierten en el agro?

Tenemos dos grandes segmentos, empresas del agro como inversores que aportan capital o insumos y, por el otro lado, hay muchos profesionales, mandos medios y/o empresas. El público es diverso, y la gente relacionada con el campo es la minoría.

 

¿Cómo evalúa el interés del Gobierno en el sector?

Extremadamente positiva. Venimos de años durante los que Gobierno le ponía un pie a la actividad. Y ahora, que el Gobierno identifique al campo como uno de los motores de la economía, para nosotros es muy bueno. Un Gobierno que no condicione al campo, que no impida que el campo desarrolle todo su potencial y que además, ha tomado un rol positivo en lo que es la promoción del desarrollo del valor agregado y de las energías renovables vinculadas con el agro. Tenemos una visión muy positiva de lo que se está haciendo, pero sabemos que falta mucho.

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *