Cambio nuclear

31 de agosto, 2017

 

El Gobierno Nacional anunció ayer que decidió reconsiderar la ubicación del proyecto de construcción de la quinta central nuclear, que iba a ser localizada en Río Negro, “a la luz de la nueva posición” del gobernador Alberto Weretilneck, quien el viernes pasado hizo pública la decisión de rechazar su instalación en la provincia, tras ser uno de sus impulsores.

 

El Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren mediante un duro comunicado en el que recordó que “el gobierno de la provincia manifestó su total acuerdo y entusiasmo con la iniciativa”, y afirmó que es necesario “fomentar y no clausurar a partir de un análisis electoral” el debate sobre el tema para que sea “la propia ciudadanía la que juzgue esto”.

 

La reacción oficial se conoció luego que el viernes el gobernador anunció el envío de una nota al Gobierno Nacional “rechazando definitivamente la instalación de la central nuclear en Río Negro” luego de que en los últimos meses ambientalistas, vecinos y sectores políticos comenzaron manifestarse en oposición por los supuestos riesgos ambientales del proyecto energético.

 

En ese contexto, el Ministerio anunció que se está “reevaluando el proyecto a la luz de la nueva posición del gobernador Weretilneck”. El mismo contemplaba la construcción de la quinta central nuclear para la Argentina, proyecto por US$ 8.000 millones para el que se había firmado el acuerdo con China durante la visita presidencial de Mauricio Macri a ese país meses atrás. Y el sitio elegido  por los técnicos de la CNEA y el Invap era la localidad rionegrina de Sierra Grande.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *