Avanza la reforma fiscal, aplausos del exterior y la interna del bunker de CFK

El cambio de clima es, para el Gobierno, el espaldarazo que tanto necesitaba para encarar las reformas que le pide a gritos el mercado

 

Sin lugar a dudas en el Gobierno se respiran nuevos aires. El resultado del domingo pasado fue lo suficientemente contundente para remontar el optimismo que había (eso sí) tímidamente. El consenso de las encuestas, actividad muy desprestigiada últimamente, marcaba ventaja de Cristina Kirchner por al menos cinco puntos. Muy lejos de la realidad. El escenario en donde Cambiemos ganaba holgadamente a nivel país y obtenía un empate con sabor a triunfo en la provincia era inimaginado en las esferas oficiales. “Nosotros teníamos una encuesta la última semana que nos daba unos puntos arriba en la provincia. Pero nunca pensamos que eran ciertas esas que marcaban un triunfo de Cristina  por hasta 8 puntos. No le damos importancia y nos fue bien imaginando la estrategia de campaña sin ese temor. Era todo verso, la gente no come vidrio”, comentaba una figura política del oficialismo para explicar lo sucedido el domingo por la noche.

 

El apoyo buscado

 

El cambio de clima es, para el Gobierno, el espaldarazo que tanto necesitaba para encarar las reformas que además le pide a gritos el mercado. En esa línea, figuran la reforma fiscal y tributaria y la más pedida por los empresarios, la laboral (con el espejo de Brasil muy cerca). En el primer ítem, Nicolás Dujovne se reunió ayer con los ministros de Hacienda de las provincias para coordinar cómo serán los lineamientos del proyecto de “responsabilidad fiscal”, que servirá de marco para lo que llevará a la mesa de Mauricio Macri en las próximas semanas: la reforma fiscal y tributaria nivel nacional. Se cree que el ministro de Hacienda ya tiene listo el primer borrador (en serio) que viene trabajando con su segundo, Sebastián Galiani. Las principales pautas del proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que acordó Dujovne con los gobernadores ayer es el siguiente.

 

  • Que todas las jurisdicciones del país mantengan constante el gasto corriente primario en términos reales y el gasto primario total en el caso de las deficitarias (o con servicios de deuda superiores al 15% de los recursos corrientes).

 

  • El Gobierno y las provincias se comprometen a no aumentar la relación de cargos ocupados en el sector público existente al 31/12/17, respecto de la población proyectada de cada jurisdicción.

 

  • La creación de Fondos Anticíclicos Fiscales. Estos fondos van a ser constituidos por cada jurisdicción con los recursos excedentes en años en los que la balanza fiscal arroje superávit, y deberán utilizarse en situaciones excepcionales o de emergencia.

 

  • Incorporación de pautas de fin de mandato para restringir el incremento del gasto durante los últimos seis meses de gestión de cada gobierno.

 

El cambio de clima es, para el Gobierno, el espaldarazo que tanto necesitaba para encarar las reformas que además le pide a gritos el mercado

 

No aumentar la presión impositiva legal, especialmente en aquellos gravámenes aplicados sobre el trabajo, la producción, el sector productivo y su financiamiento. Si bien no se espera que el Gobierno se corra del gradualismo que pregona en la reforma tributaria, sería la primera señal notoria acerca de la idea oficial de contener el gasto público. La cuestión es más profunda y lo que se buscará, a contramano de lo que se piensa, es que más gente pague impuestos.

 

Billetes y aplausos

 

Por otro lado, desde el centro financiero del mundo festejaron el resultado de los comicios. Claramente la comunidad internacional se mostró abiertamente optimista con el hecho de que CFK haya demostrado tener menos poder de lo que se pensaba antes. Políticamente hablando, el guiño más contundente fue el que se produjo en el marco de la visita oficial del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. El emisario de Donald Trump, mandatario que tiene muy buena relación con Macri, destacó el liderazgo del presidente argentino que “está transformando a la Argentina”. Definió al país como “el modelo del futuro en América Latina en materia de progreso y reforma económica”. Y afirmó, en su presentación en la Bolsa de Comercio, que las empresas de su país están respondiendo con inversiones en la Argentina: mencionó los casos de los sectores de telecomunicaciones y minería, y anunció un próximo acuerdo comercial que “beneficiará a los productores de cerdos de la Argentina y de Estados Unidos”.

 

El consenso de las encuestas, actividad muy desprestigiada últimamente, marcaba ventaja de Cristina Kirchner por al menos cinco puntos

 

Desde Wall Street, los principales bancos no sólo aplaudieron el resultado sino que vaticinaron que los comicios de octubre serán, para el Gobierno, más favorables si se mantiene la tendencia de la economía. Por ejemplo, HSBC destacó algunos factores que podrían influir positivamente a la performance oficialista en las elecciones. A saber: a) la concurrencia: a pesar de que son obligatorias, la participación en las PASO suele ser menor que en octubre. Dicen que los electores de Cristina tienden a ser más “activos políticamente”, mientras que los votantes de Cambiemos se caracterizan por el menor interés y compromiso con la política. “Así, una mayor participación en el próximo sufragio podría favorecer al Gobierno, si bien en un margen acotado”, imagina el banco; b) la economía: es probable que las elecciones generales estén acompañadas por una mayor cantidad de “brotes verdes”. Según las previsiones de HSBC, en los próximos tres meses habrá una creación neta de empleo. Este mejor desempeño puede favorecer el consumo y, probablemente, reducir el proceso de dolarización; c) beneficios sociales y obra pública: Cambiemos, con María Eugenia Vidal a la cabeza, tiene en claro el mapa electoral. O sea, cuáles han sido aquellas zonas en las que no tuvo una buena performance para disponer de mayores recursos.

 

En los grandes bancos creen que la economía podría llegar a octubre creciendo a tasas anualizadas del 5%. Esa mejora sí se sentiría en la calle, algo que piensan en el oficialismo, terminaría de sepultar las ambiciones de Cristina.

 

Interna feroz

 

Hablando de ella, trascendió que el resultado menos favorable que el esperado desató una ola de críticas internas en el bunker cristinista. Según dicen fuentes confiables, la exmandataria se despertó el domingo pasado con la idea de que llevaba diez puntos de ventaja a Esteban Bullrich: 38% a 28% eran los números que en la intimidad manejaba el bunker cristinista. Lo que sucedió después fue toda decepción para esa fuerza política. Internamente los hombres más cercanos a Cristina critican (en voz baja y sin que sean escuchados por ella) la estrategia de campaña. “Estuvimos al pedo (sic) todo el tiempo. No nos dejaron hablar con nadie, ni la prensa ni en los actos. Estábamos dibujados. Y la poca participación de la misma Cristina nos jugó en contra. Ella tampoco hizo campaña como en otras épocas”, explicaron. El tema para los que participan de ese espacio es que son blancos fáciles para la prensa: excepto el canal C5N o el diario Página 12 que pueden asegurar una entrevista “amigable” a Cristina, el resto de los medios no tendrían contemplaciones con el exmandataria. Dilema que empezará ahora a resolver de cara a octubre. Dicen que CFK resolvió levantar su perfil a pesar de quedar más expuesta mediáticamente. Esperan que Randazzo se baje o que Massa negocie. Dudas que quedan para el segundo tiempo de esta campaña.

Te puede interesar

One Comment

  • SAMUEL GOLBERT dice:

    la suma de trampas que se desarrollaron en las Paso de la Prov. de Buenos Aires e no haber llevado a cabo, Cristina ganaba por diez puntos.- la suma de municiìos donde no llegaron las boletas, más las tramoyas del recuento y perdidas intencionadas de mesas de la Matanza en particular le da los diez puntos por lo menos.- Lo que si falta es orgullo profesional para decir la verdad.- Pero esta se abrira entre las sombras.-.- las manobras para expulsar a un juez, las maniobras para desinformar sobre el comicio nos muestra a un gobierno totalitario.- samuel golbert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *