Alternativas de inversión de cara a octubre

El mercado está celebrando el resultado de las elecciones y brinda nuevas alternativas a los inversores. ¿Continuarán los festejos?

 

Por Matías Daghero Autor de “Con los $ que tengo, ¿qué hago?”

 

Habiéndose realizado transcurrido ya las PASO del pasado domingo, el tablero de los inversores demanda un reacomodamiento. De hecho, es lo que se ha visto en estas tres ruedas bursátiles que han pasado. Veamos primero lo que sucedió.

 

El primer impacto fue la fuerte caída que tuvo el dólar los primeros dos días de la semana. De estar coqueteando con irse por encima de los $18, pasó a casi perforar la barrera de los $17 en pocos días.

 

Si miramos el desempeño de los bonos, hay una doble lectura. Por un lado, se observó una fuerte caída en el riesgo país por lo que los bonos en dólares vieron subir su precio medido en esa moneda. Por el otro, la caída de la divisa norteamericana hizo bajar su cotización en pesos. De esta manera, en los bonos cortos los inversores han visto pérdidas mientras que en los bonos largos estas fueron compensadas por las ganancias de capital por reducción de spreads

Por el lado de las acciones, el mercado celebró llevando al índice Merval a marcar nuevos records históricos en su versión en pesos, a la vez que el índice medido en dólares podría hacerlo en los próximos días.

 

Por último, en la licitación de Lebac de este martes el BCRA pudo aplanar más la curva manteniendo la tasa de corto plazo sin alteraciones y sin mayores sobresaltos en el mercado cambiario.

 

¿Cómo armar los nuevos portafolios?

 

Si bien en la mayoría de los países dos meses (lo que resta para las elecciones definitivas) no es mucho tiempo, en Argentina pueden pasar muchas cosas. Más allá de esto, el escenario parece menos incierto de lo que era hace unos días y eso es algo que siempre resulta amigo de los inversores.

 

  • Reconfigurando el portafolio, un inversor conservador podría defender su capital desde ahora a las elecciones definitivas posicionándose en Lebacs ya que se espera que la tasa en pesos le gane al dólar en los próximos meses. A su vez, el aplanamiento de la curva le permitiría poder colocar a una tasa del 26,50% hasta octubre, buscando precio en el mercado secundario en el caso de que no haya participado en dicho tramo en la licitación de ayer.

 

  • Por su parte, un inversor de perfil de riesgo moderado podría incorporar Lebacs de un plazo más largo (por ejemplo, lockeando tasa del 26,25% a enero de 2018). A su vez, un escenario en el que continúe la compresión de spreads es totalmente factible, por lo que bonos como el Bonar 2024 (AY24) y el Discount 2033 (DICA) permiten beneficiarse de dicho escenario, pero con una menor exposición que los bonos más largos en caso de que la FED continúe su suba de tasas.

 

  • Por último, para inversores más agresivos, el posicionamiento en la parte larga de la curva soberana mediante bonos como el Bonar 2046 (AA46) y el Bonar 2117 (AC17) permiten beneficiarse de la compresión de spreads de Argentina hacia valores más similares a los de sus pares latinoamericanos. Por este lado, la reducción podría ser de entre 140 y 200 bps (dependiendo de si vamos a valores más similares a los de Brasil o los de países como Colombia) otorgando ganancias de capital en dólares más que interesantes. A su vez, el Merval retomando su sendero alcista y dirigiéndose a alcanzar los 24.000 puntos en los próximos días podría generar oportunidades de inversión en sectores como el energético, bancario y agropecuario.

El mercado está celebrando el resultado de las elecciones y brinda nuevas alternativas a los inversores. ¿Continuarán los festejos?

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *