Acciones: todos los ojos en las PASO

El comportamiento de los activos argentinos tiene que ver con la incertidumbre sobre el resultados electoral que plantean las encuestas

 

Por Juan Manuel Vázquez Head of Equity and Credit Research de Puente

 

En nuestra última columna, publicada el 6 de julio pasado, escribimos lo siguiente con respecto al mercado de acciones argentinas: “Parecería que las valuaciones actuales incorporan también un escenario electoral favorable al oficialismo, lo que podría ocasionar un aumento en la volatilidad en caso de que la contienda electoral traiga sorpresas”. Desde ese día hasta el cierre de mercado del 1º de agosto pasado, el índice Merval Argentina medido en dólares cayó 8,1%. Esta caída no fue replicada por otros mercados. De hecho, y siempre medidos en dólares, el índice MSCI de mercados latinoamericanos subió 10% (apuntalado por una suba de más del 13% del Bovespa); el índice de MSCI de mercados emergentes, 6,3%; el S&P 500, 2,8% y hasta el índice de MSCI de mercados frontera subió 1,3%.

 

En este contexto, todas las monedas latinoamericanas relevantes (y las de los países emergentes más importantes) se fortalecieron frente al dólar, mientras que el peso argentino sufrió una marcada depreciación. Si bien las acciones argentinas corrigieron algo más de 20% en dólares de los picos máximos alcanzados a comienzos de junio, todavía llevan acumulado un rendimiento de 21% en 2017, por encima de los índices de MSCI de Latinoamérica o mercados emergentes y el doble de lo que viene rindiendo el S&P 500. La pregunta de esta nota es, ¿puede profundizarse aún más la corrección del mercado de acciones de Argentina? En nuestra opinión, el comportamiento reciente de todos los activos argentinos tiene que ver con la cercanía de las PASO y la incertidumbre con respecto a los resultados que se manifiesta en las encuestas.

 

De esta forma, la depreciación de la moneda, el aumento de las tasas de Lebac en el mercado secundario como en la última licitación del BCRA para evitar un desarme de posiciones masivo que podría impactar negativamente en el proceso de desinflación y en el tipo de cambio, la corrección en instrumentos de renta fija soberana, provincial y corporativa y especialmente la caída en el mercado de acciones muestra un escenario de clara incertidumbre.

 

Por lo tanto, elaboramos tres escenarios con miras a las PASO y enfocados en el resultado en la provincia de Buenos Aires: I) un escenario donde el oficialismo se impone a Unión Ciudadana (aunque la contienda sea reñida), II) otro escenario donde Unión Ciudadana se impone a Cambiemos por hasta 4 puntos, dando lugar a que en octubre se pueda manifestar el denominado “voto táctico” (votantes de otros candidatos que migren a Cambiemos para dar vuelta el resultado de las PASO), y III) un último escenario donde Unión Ciudadana se impone a Cambiemos por una amplia diferencia.

 

Creemos que, de darse el primer escenario, se vería un rally general en todos los activos, y las acciones podría recuperar gran parte de la última corrección en un contexto donde el mercado percibiría una continuidad sin grandes sobresaltos (pero todavía con grandes desafíos) en la agenda política y económica de Cambiemos. De materializarse el segundo escenario, creemos que el nivel de volatilidad se incrementara aún más en todos los activos, pero la posibilidad de reversión a un resultado positivo para Cambiemos en la elección de octubre podría dar puntos interesantes de entrada en el mercado de acciones.

 

Finalmente, de tomar forma el tercer escenario, los activos financieros en general y el mercado de acciones en particular podrían profundizar su corrección acompañando una depreciación marcada del tipo de cambio y un cambio significativo en las expectativas de corrección de desequilibrios macroeconómicos, crecimiento y estabilidad política. Si este fuera el caso, creemos que mirando hacia adelante, los sólidos fundamentos en sectores como energía y generación, que debieran ser más inmunes a cambios dentro del escenario político, podrían continuar otorgando buenas oportunidades, pero siempre en un contexto en el que el peligro de riesgo será claramente mayor. En síntesis, vemos un clima en el cual la volatilidad seguirá reinando de cara a las PASO, donde el resultado de dichas primarias marcará el comportamiento de los inversores.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *