Reforma laboral de Brasil aumenta brecha competitiva con Argentina

“La reforma laboral recientemente aprobada en Brasil aumenta el desafío de competitividad en Argentina”, dice Abeceb

Flexibilizar las condiciones laborales, como acaba de hacerlo Brasil la semana pasada, sin dudas tiene efectos inmediatos en la economía de ese país, pero también más allá de sus fronteras.

 

Y rememorando aquel viejo axioma según el cual tan pronto como Brasil estornuda, Argentina se resfría, todo hace suponer que la industria local sufrirá el golpe. Ahora es la propia reforma laboral en Brasil la que pone en riesgo la competitividad de la producción nacional.

 

Un informe de Abeceb señala que “la reforma laboral de Brasil aumenta la brecha de competitividad con Argentina”. La consultora recuerda que nuestro país ya acumula una “rezago competitivo” con ese país, derivado en gran parte de una diferencia de costos laborales, tanto en lo referente a la cuestión salarial como en otros aspectos como ausentismo o las vacaciones.

 

“Este diferencial se ampliaría con la nueva reforma, principalmente en sectores transables y mano de obra intensivos”, pronostica Abeceb. En ese sentido, el costo de la indemnización en Argentina es 2,5 veces mayor al que rige en Brasil. Y aquí agrega un dato sorprendente. De acuerdo al informe Doing Business, del Banco Mundial, mentras el costo en promedio equivale a 23,1 semanas de salarios en nuestro país, en Brasil llega a 8,9 semanas.

 

A nivel de sectores, los que registran el mayor intercambio entre ambos países, determinan un diferencial de costos que “asciende al 25% en maquinaria agrícola, 35% en el sector automotriz y llega hasta el 50% en calzado”.

 

Desventajas

 

Todo esto se da en el marco de otros cambios estructurales en curso en Brasil, que tendrán impacto en las perspectivas de crecimiento del país vecino: congelaron el gasto en términos reales por veinte años, se cerraron acuerdos con estados endeudados y se impulsan desregulaciones y privatizaciones en sectores clave (hidrocarburos, minería, telecomunicaciones, infraestructura).

 

En cuanto a la atracción de inversiones, “Argentina ya parte con desventaja debido al diferencial de tamaño entre las dos economías y el mayor margen de crecimiento del mercado doméstico brasileño”. Un mayor diferencial de costos del actual, “podría ser claramente perjudicial para nuestro país”, afirmó Dante Sica, director de Abeceb.

 

“A pesar de una fuerte crisis política que no encuentra se cauce, Brasil ha logrado avanzar en importantes reformas y amplió la brecha de competitividad con nuestro país lo que le permitirá exhibir una mejor rentabilidad y ocupar el escenario central en el radar de los inversores. Argentina deberá mostrar una determinación similar y lograr la aprobación de una batería de medidas que permita dar señales de sustentabilidad fiscal, fundamentalmente, mejorar su competitividad para atraer inversiones productivas, que son las que generan empleo”, concluyó Sica.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *