La línea de la pobreza subió a $ 14.811 y la de indigencia a $ 6.045

Según el Indec, la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica Total aumentaron 0,99% en junio, el menor incremento en el año

Las canastas que miden pobreza e indigencia se dispararon en junio

 

Una familia tipo necesitó en junio un ingreso de $ 14.811,08 para no caer bajo la línea de pobreza y al menos $ 6.045,34 para adquirir los alimentos mínimos para subsistir y no ingresar dentro de la categoría de indigente. Así se desprende del informe del Indec publicado ayer, que registra un aumento intermensual del 0,99% tanto en la Canasta Básica Alimentaria (CBA) como en la Canasta Básica Total (CBT), lo que significa la menor suba del año.

 

 

Si se toma como referencia la medida del adulto equivalente, el valor de la CBA pasó de $ 1.937,24 en mayo a $ 1.956,42 en junio y la CBT de $ 4.746,24 a $ 4.793,23. Proyectado a distintos grupos familiares, se advierte que un hogar compuesto por una jefa de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61 años necesitó en junio un ingreso $ 4.812,79 para no caer bajo la línea de indigencia y $ 11.791,35 para no ser pobre. Asimismo, para una familia integrada por una pareja adulta y tres menores de cinco años los valores ascendieron a $ 6.358,37 y $ 15.578,00, respectivamente.

 

 

El aumento del 0,99% registrado en junio en ambas canastas muestra la suba más baja desde diciembre de 2016 (cuando el alza fue de 0,23%) y evidencia una desaceleración de la inflación durante el primer semestre del año. En enero, ambas canastas aumentaron 1,28%; en febrero 1,78% la canasta de indigencia y 2,63% la de pobreza; en marzo 3,05% ambas; en abril 2,07% (CBA) y 2,91% (CBT) y en mayo 1,01% en ambos casos.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *