Vuelta a “emergente”: los antecedentes favorecen a Argentina

En varios países, el ascenso a “mercado emergente” provocó subas en los mercados, pero también hubo correcciones

 

Por Ariel Bazán

 

Los antecedentes de otros países favorecen a lo que podría ocurrirle a la Argentina luego de que el Morgan Stanley decida el martes si vuelve a ponerla en la categoría de “mercado emergente”, algo que los analistas descuentan.

 

Según  Agustin Trella, analista de Balanz, cuando países como Qatar y Emiratos Arabes Unidos subieron de categoría durante el primer año sus mercados ganaron 30% y luego 40% con la efectiva incorporación en el índice un año después.

 

Desde Portfolio Personal, su directora, Paula Premrou, coincidió con esta visión asegurando que si bien “el impacto está bastante descontado en los precios hace dos o tres semanas, la experiencia de otros países luego de la noticia de la inclusión muestra que sus mercados tuvieron fuertes subas”.

 

Sin embargo, también desde Portfolio Personal, la analista Sabrina Corujo se mostró más cauta al asegurar que “el impacto que ha tenido en otros países la noticia se había descontado tanto previamente que el mercado termina cayendo una vez que se confirma, como le sucedió recientemente a Paquistán”.

 

Por eso, sostuvo que si la noticia se confirma, no descarta “que pueda haber enseguida una leve suba si el contexto externo ayuda pero de corto plazo casi seguro habrá alguna corrección, que podría ser selectiva”. Sin embargo, aclaró que “a largo plazo la tendencia sigue siendo muy positiva, ya que las empresas demostraron que ganaron plata en el primer trimestre y los fundamentals de la economía muestran que tiene mucho para seguir creciendo”.

 

Fondos

 

Hace unas semanas, el JP Morgan estimó que con la reclasificación argentina a “emergente” provocaría la llegada de unos US$ 1.370 millones en inversiones en acciones argentinas. Y algunos analistas fueron aún más optimistas, al asegurar que “el impacto inicial se estima en US$ 3.000 millones y a mediano plazo se podría llegar a 10 puntos del PBI de tenencia de papeles argentinos en manos de extranjeros”.

 

A todo esto se suma que estas cifras serían apenas un piso, ya que luego habría otros fondos que replicarían el índice MSCI como un espejo, para lo cual deberían comprar activos argentinos.

 

La reclasificación de Argentina a “emergente” permitirá que varios fondos internacionales grandes  queden finalmente habilitados para comprar acciones locales, ya que algunos tenían prohibido colocar sus dólares en mercados “fronterizos”. Así, se estima que la medida permitiría aumentar en un 30% la cantidad de fondos que podrían posicionarse en acciones argentinas.

 

“Muchos fondos que por un tema de reglamentación no podían incorporar activos argentinos porque estaban en la categoría más baja (mercado fronterizo), ahora podrán hacerlo. Se habilita una demanda que los fondos antes no podían generar por un tema de regulaciones”, aseguró un analista.

 

De hecho los fondos de inversión extranjeros Investment Management (MFS) y Henderson Global Investors ya anunciaron que incrementarán sus operaciones en Argentina. El primero tiene un volumen de activos bajo administración de US$ 413.200 millones y el segundo de más de 71.000 millones de libras esterlinas.

 

Recategorización

 

El mercado argentino fue excluido del índice MSCI de mercados emergentes en mayo de 2009 por las restricciones a las entradas y salidas de capital en el mercado accionario argentino. Entre los fundamentos para la recategorización se destaca ahora, precisamente, que desde diciembre de 2015 se levantaron los controles de capitales y se permitió una libre flotación del peso.

 

Con esto coinciden varios analistas, que consideran que uno de los motivos principales que permitiría a la Argentina volver a ser “emergente” es la salida del default del año pasado y las liberaciones al movimiento de capitales que dispuso el Banco Central. Además, ayudó mucho la buena performance que viene mostrando el mercado argentino, con subas acumuladas en el Merval de casi 24% durante 2017 y de casi el 70% en un año.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *