“El punto débil de Cambiemos es la situación económica”

En diálogo con El Economista, Fernando Iglesias confirma su candidatura y señala qué está en juego en las próximas elecciones legislativas

 

Entrevista a Fernando Iglesias

 

Fernando Iglesias, diputado nacional por la Coalición Cívica en el período 2007–2011, es un férreo defensor del Gobierno de Cambiemos. En los medios y en las redes sociales. En una charla en la Casa Rosada, días atrás, compartida con el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, confirmó su candidatura a diputado en la lista que encabezará, en la ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió.

 

Por fuera de lo institucional, es decir, de las renovaciones parciales del Congreso, ¿qué está en juego en las próximas elecciones legislativas?

Lamentablemente, es un referéndum con respecto al Gobierno y a la oposición. Y no se debe a un intento de polarización del oficialismo o una estrategia de (Jaime) Durán Barba. Está claro que, de un lado, está Cambiemos, como una opción nueva –que uno puede compartir o no– y, del otro lado, están los mismos muchachos de siempre. Después de dos años, el peronismo ha mostrado una incapacidad de renovación alarmante y los candidatos son Cristina Fernández de Kirchner y sus ministros.

 

¿Incluye ahí a Sergio Massa y sus renovadores?

Formó parte, como jefe de Gabinete, del kirchnerismo, que se inscribe dentro de lo que denuncié como una asociación ilícita. Y hoy lidera lo que denomino como Frente Reciclador. Para que haya renovación debe existir una autocrítica, nuevas ideas y nuevos dirigentes. Por el momento, nada de eso se ha visto en el espacio de Massa, que es el reciclado de antiguos dirigentes kirchneristas.

 

En relación al referéndum sobre la gestión de Cambiemos, ¿cómo queda parado el Gobierno y qn que áreas se desempeña mejor y en cuáles hay asignaturas pendientes?

Ha habido un cambio enorme en el punto de vista institucional y un salto también en la calidad técnica, que tampoco era tan difícil de superar. Lo más débil, desde el punto de vista electoral, es claramente la situación económica. Sobre todo porque el Gobierno cometió dos errores importantes: se confió demasiado en una recuperación inmediata, el famoso segundo semestre que recién ahora está empezando y también un error de comunicación de no dejar en claro la situación económica que dejó el kirchnerismo.

 

Desde la oposición advierten un fuerte ajuste luego de la elección. ¿Qué opina respecto de esa afirmación?

El Presupuesto que define si habrá o no ajuste se define en septiembre, no se como pueden hoy afirmar un ajuste para después de las elecciones. Pero es lo mismo de siempre: quieren pintar una escena de un Gobierno despiadado en el ajuste pero las cifras concretas no muestran nada de eso.

 

¿Cree que el Gobierno en algunas áreas o cuestiones concretas le ha faltado tacto o muñeca política?

Es relativo. Lo que sucede es que esta administración vive bajo una lupa. Más que los errores del Gobierno, se le exige a esta gestión con la vara de Suiza después de doce años del kirchnerismo con la vara de Africa.

 

¿Está confirmada su candidatura?

Sí, voy a ser candidato a diputado por la ciudad de Buenos Aires por el PRO dentro de Vamos Juntos que a nivel nacional es Cambiemos.

 

¿Está de acuerdo con la decisión del PRO de dejar afuera de las PASO a la UCR porteña que lleva como figura a Martín Lousteau?

El que se dejó afuera de Cambiemos es Lousteau, que en 2015 hizo campaña por la jefatura de Gobierno contra Horacio Rodríguez Larreta y a nivel nacional respaldó a Margarita Stolbizer. Luego se lo nombró como embajador en Estados Unidos, un cargo importante, y a días de que el presidente Mauricio Macri visite ese país Lousteau renunció a su cargo. Por lo tanto el que se fue, es Lousteau, y me parece inaceptable la dosis de oportunismo que ha mostrado.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *