“El Presidente va en el rumbo correcto”

Melconian aclaró su visión tras su participación en el 34º Congreso del IAEF

 

El economista Carlos Melconian, ex presidente del Banco Nación Argentina, salió ayer a aclarar sus dichos (y sus no-dichos, un clásico en la era de las fake news y las posverdad) en el 34º Congreso Anual del IAEF. Y llevó algo de calma.

 

“Por respeto al Presidente y al grupo que sigo integrando he mantenido un prudente silencio en todo este tiempo y lo quiero seguir manteniendo”, dijo, y aclaró que Mauricio Macri “es el absoluto responsable del cambio del rumbo para bien (…), que evitó que Argentina fuese Venezuela”.

 

“El énfasis de mi comentario estuvo puesto en que la palabra clave va a ser consensos a partir de la elección”, aclaró “Melco”.

 

“Hay una coincidencia absoluta de la cuestión fiscal y de la cuestión gradual y todas esas cosas que no han generado resultados positivos en términos de poder dar vuelta la herencia”, mencionó.

 

“Yo puse el énfasis en un tema central, en el Congreso, pero fundamentalmente en un conjunto de gobernadores de las distintas provincias de Argentina, muchos de ellos jóvenes, todos con los mismos problemas que tiene el Gobierno en la gestión en materia fiscal y que no apoyan la vuelta a lo anterior, aunque se digan peronistas”, amplió.

 

“Está claro que el tema fiscal lo ha sobrepasado a todo el mundo. No es una cosa de un gobierno: es una cosa heredada. Lo máximo que se le puede decir a esta administración es que ya lleva dos años y todavía está en camino de resolverlo”, dijo, deslizando una crítica hacia el famoso grdaualismo.

 

“Ayer (por el martes) hubo muchas coincidencias. (Dante) Sica hablaba del tamaño del gasto y lo asociaba a la falta de competitividad. (Ricardo) Arriazu hablaba de la insostenibilidad y que la cuestión no ha funcionado. Hasta coincidencias con Rogelio (Frigerio), que sabe de economía. Todo el mundo sabe que no se puede depender eternamente del financiamiento externo y que en algún momento hay que bajar esa dependencia que termina presionando al tipo de cambio”, dijo.

 

“(La economía real) avanza modestamente, con muchísima disparidad entre sectores, con muchísima disparidad entre regiones y sectores. Va a dar un número que en el mejor de los casos compensa la caída del año pasado, un número que en términos de PIB per cápita, de calidad de vida y demás está en el mismo nivel estancada desde el 2011”.

 

“Hay que cerrar el agujero: en la casa de uno, uno no se maneja así, y no puede gastar más de lo que entra”, explicó.

 

“Está claro que hay una dependencia del financiamiento externo, que tapa el agujero pero genera consecuencias. Eso no es sostenible en el tiempo”, resumió. “Esto ya tiene consenso general. Lo más importante es que lo sabe también el Presidente”.

 

“Un país no puede vivir con $500.000 millones de déficit fiscal financiándolo en forma externa en forma permanente. La política tiene que seguir haciendo política. Pero detrás de todo eso tiene que haber los equilibrios necesarios para que la política haga política, tenga la conducción, pero estos equilibrios básicos son necesarios”, concluyó.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *