Optimismo y demandas en el sector maderero

El Gobierno evalúa convocar a empresarios y sindicatos a una mesa sectorial de competitividad

 

Por Carlos Boyadjian

 

La cadena de valor forestoindustrial de la madera y el mueble abarca desde la producción forestal y celulósica, pasando por la primera transformación de la madera (aserraderos), la producción de tableros y distintos insumos, hasta la fabricación de los bienes finales en forma de muebles. En conjunto, el complejo representa el 7,4% del valor agregado industrial y emplea casi 182.000 personas entre empleos directos e indirectos. No es poco para un sector que genera actividad y trabajo privado en muchas provincias pero que suele tener poca visibilidad para el gran público.

 

El 16 y 17 de junio tuvo lugar el 136° Congreso Maderero en el complejo Costa Salguero de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un evento organizado por la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima). Hasta allí acudieron el secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen; al subsecretario de Industria, Fernando Grasso; el subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado; el flamante titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo; quienes estuvieron presentes junto a representantes del sector, encabezados por Rodolfo Martín, titular de Faima, y Pedro Reyna, su secretario general.

 

“La coyuntura nos tiene muy preocupados”, señaló Martín, y aludió a la presión tributaria y la caída de la rentabilidad de las empresas, casi exclusivamente pymes, con fuerte inserción en las economías regionales. El sector vive un momento complejo por la caída de ventas en el mercado interno y de producción en casi todos los eslabones de la cadena de valor.

 

El secretario Etchegoyen repasó las principales medidas adoptadas por el Gobierno como la ley Pyme (27.264), el trabajo del INTI y “el aumento de los reintegros de las exportaciones al 2% que se suman a la eliminación del 5% de retenciones”. A su vez, Delgado destacó la intención oficial de promover la construcción de viviendas en madera, en tanto Acevedo se manifestó “optimista como empresario” y planteó “cómo crecer en un mundo cambiante y con nuevas tecnologías”.

 

Apoyo con reclamos

 

En el sector hay una clara conciencia de los cambios macroeconómicos positivos que encaró el Gobierno y la contribución a una mejora en el clima de negocios. Pese a ello, los reclamos estuvieron a la orden del día. Desde la reducción de la carga tributaria, el aumento del reintegro a las exportaciones, mejoras en la logística y baja de los costos del transporte, un aspecto relevante como señalaron representantes de Misiones o Jujuy. Hubo también referencias a un tema de estricta actualidad: la litigiosidad laboral, que también estuvo en el rosario de reclamos.

 

A su turno, el subsecretario de Industria, Fernando Grasso, adelantó que el Ministerio de Producción está analizando la convocatoria a una mesa sectorial de productividad en la que empresarios, gremialistas y el Gobierno puedan delinear una agenda de trabajo con vistas a mejorar la productividad del sector.

 

 

 

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *