Carrió se hace fuerte en el cierre porteño

La Coalición Cívica (CC) tendrá 4 de los 5 primeros lugares en Vamos Juntos

 

Elisa Carrió ya ganó. Todavía faltan varios días para el cierre de listas, pero la líder de la Coalición Cívica puede mostrar su ascendencia en el escenario porteño y en la coalición electoral oficialista en la Ciudad. Por sobre el PRO, en su propio territorio. No sólo será primera candidata a diputada nacional por Vamos Juntos, sino que ocupará con dirigentes cercanos otros tres lugares de privilegio entre los primeros cinco, el número de escaños que la Casa Rosada dibuja como posible para alcanzar en las generales de octubre. Teniendo en cuenta las críticas radicales por cierta dureza del PRO para negociar la distribución de candidaturas en buena parte de los distritos, la situación tiene algunos rasgos de excepcionalidad.

 

La diputada nacional supo hacer valer varias de las facultades que ofrece. Por caso, cierta capacidad para amortiguar críticas sobre el Gobierno Nacional. Y sobre el presidente Mauricio Macri, en particular. Desde su lugar de denunciadora legitimada por la opinión pública. El temor a una buena performance de Martín Lousteau, como candidato del frente Evolución Ciudadana hizo lo suyo. La experiencia de 2015, cuando el dirigente de ECO forzó a Horacio Rodríguez Larreta a un reñido balotaje, que puso en riesgo los planes electorales de Cambiemos a nivel nacional, contribuyeron en buena medida. Carrió fue entonces su principal impulsora. Luego de abandonar la embajada argentina en Estados Unidos, le bajó el pulgar.

 

Además, en la negociación Carrió también puso sobre la mesa su traslado de la provincia de Buenos Aires a la Ciudad. O su retorno porteño. La líder de la CC ya tenía decidido ser candidata en el distrito más poblado del país y para ello había tramitado domicilio en Exaltación de la Cruz. Cierta incomodidad de la gobernadora María Eugenia Vidal con esa posibilidad y el rechazo más o menos explícito de un buen número de intendentes de Cambiemos la hicieron desistir. Con el desafío porteño por delante. Y heridas por restañar. Luego de varias críticas a funcionarios cercanos a Vidal  y acusaciones duras al jefe de policía bonaerense (desplazado luego), hoy la relación entre ambas parece recompuesta. De hecho, recorrerán juntas, en los próximos días, varios distritos grandes del conurbano para intentar potenciar al oficialismo en la campaña.

 

Respecto de los lugares mencionados, Carrió no puede estar menos que satisfecha. Detrás de ella estará la vicepresidenta segunda de la Legislatura porteña, Carmen Polledo, ligada al jefe de Gobierno porteño. Pero ya el tercer lugar quedará para Fernando Sánchez, uno de los dirigentes más cercanos a Carrió y candidato a vice de Lousteau en 2015. Y, luego, Fernando Iglesias, quien si bien no pertenece orgánicamente a su espacio y acordó su llegada a la lista con un encuentro en la Casa Rosada con el presidente Macri y Rodríguez Larreta, es también una persona cercana a Carrió y fue diputado por su fuerza. A eso debe sumarse que la legisladora porteña Paula Oliveto Lago ocupará el quinto lugar y que la actual diputada del Parlasur Mariana Zuvic formará parte de la lista a legisladores porteños.

 

Por cierto que quedan preguntas abiertas sobre esa preminencia. Ligadas, sobre todo, a lo mucho que cede el PRO en su territorio, en su plataforma de lanzamiento. Pero también a la fuerte impronta de Carrió como aliada que ofrece aquella “protección” mencionada, pero que también suele resultar incómida. Con vetos concretos y críticas duras a varios dirigentes y personajes del círculo máscercano a Macri. Si eso sucede con el porcentaje bajo que obtuvo en las primarias de 2015, qué podrá suceder con una eventual Carrió vencedora es, entonces, una de las preguntas posibles.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *