Volaron las importaciones y hubo un rojo inédito en abril

Las importaciones crecieron 13,6% y se registró el primer rojo comercial para un mes de abril desde 1998

 

El resumen del comercio exterior argentino para abril, y extensible para el acumulado del 2017, es el siguiente: las exportaciones están con problemas para arrancar y ganar ritmo; las importaciones están creciendo a un ritmo más que aceptable y, como resultados de ambas tendencias, asoma el déficit comercial.

 

Los números del comercio exterior tienen, además, varias puertas de acceso analíticos. Arranquemos por las exportaciones.

 

En rigor, el mes pasado apenas subieron 1,7%  y acumulan un alza amarreta de 1,8% en todo 2017. Pero la cosa se pone peor: la suba está explicada íntegramente por los precios. De hecho, en volúmenes están 3,9% abajo interanualmente. “El retraso de la cosecha por contingencias climáticas y comportamientos especulativos de productores a la espera de mejores precios de exportación explican la contracción en un contexto de una cosecha esperada de granos de 130 millones de toneladas, 4,6% respecto a la campaña anterior. El reciente salto en el tipo de cambio y la estabilización del precio de la soja deberían llevar a una mayor liquidación en las próximas semanas”, explican desde Abeceb.

 

También es cierto que Brasil, principal socio comercial, no tracciona. En rigor, las ventas hacia es mercado se desplomaron 8,4% en abril y apenas avanzan 1% en todo el 2017. Lo sufren las exportaciones de automóviles, que caen 17,9% en abril y casi 10% en el acumulado.

 

El Indec apunta, además, que los productos con mayores caídas de sus exportaciones en abril de 2017, con respecto a igual mes del año anterior, fueron: aceites crudos de petróleo; trigo y morcajo; oro para uso no monetario; vehículos para el transporte de personas y semillas de girasol excluidas para siembra.

 

Los brotes verdes se hacen desear en las exportaciones y, desde LCG, proyectan una magra suba de 3% para todo 2017, “principalmente por mayores ventas del sector agropecuario”.

 

Las importaciones

 

Una vía de acceso clásico a los números del intercambio comercial argentino, que reporta mensualmente el Indec, es mirar qué pasó con las importaciones. En abril, volaron 13,6% y suben 9,3% en el acumulado. ¿Apertura comercial, dólar bajo, crecimiento de la economía? Quizás hay un poco de todo. Subieron los precios (7,7%) y también las cantidades (5,4%). “Con excepción de piezas y accesorios para bienes de capital (-5%), todos los usos económicos exhibieron subas interanuales: combustibles (+86%); vehículos automotores (+33%); bienes de capital (+25%, aunque descontando los equipos de transporte industrial, crecen apenas 2,4%); bienes de consumo (+12%) y Bienes intermedios (+4%)”, apuntan desde LCG.

 

¿Y el saldo?

 

Por última, hay otra vía de acceso a los números comerciales y es la dinámica del saldo, que entregó una noticia mala en abril: registró el primer rojo desde…1998. En rigor, fue de US$ 139 millones y ya acumula un desequilibrio de US$ 1.217 millones en 2017. La película, dicen en LCG, apunta a un rojo de US$ 2.000 M, aunque podría ser algo mayor, sobre todo si las importaciones siguen creciendo firmes y las exportaciones tienen problemas para arrancar con ímpetu.  En 2016, la balanza comercial registró un saldo favorable de US$ 2.124 millones.

 

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *