La quinta central nuclear argentina se construirá en Río Negro desde 2020

Macri firmó hoy un convenio con una compañía china, que incluye también el desarrollo de la cuarta central (Atucha III) en Buenos Aires

 

La quinta central nuclear argentina se construirá en la provincia de Río Negro a partir de 2020, según un convenio que hoy suscribió el presidente Mauricio Macri con el líder de China National Nuclear Corporation (CNNC), Wang Shoujun. El acuerdo incluye también el desarrollo de la cuarta central -Atucha III- en la localidad bonaerense de Lima, donde ya se encuentran emplazadas Atucha I y Atucha II.

 

Macri y el titular de la CNNC acordaron en Beijing empezar con la cuarta central “en enero de 2018, en la provincia de Buenos Aires, y comenzar otra, en Río Negro, en enero de 2020”, en las que el país asiático aportará el financiamiento del 85% del monto total previsto, estimado en alrededor de US$ 14.000 millones.

 

De acuerdo con los detalles de los dos proyectos que fueron trascendiendo en los últimos meses, la tecnología que utilizará Atucha III será Candu, un modelo que emplea uranio natural y agua pesada presurizada y aportará 745 MW de potencia bruta, con 30 años de vida útil.

 

El subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, había adelantado que Atucha III sería la última que tendría un reactor de uranio natural, ya que la quinta central utilizará uranio enriquecido y agua liviana para brindar al Sistema Interconectado Nacional unos 1.150 MW de potencia bruta, con una vida útil de 60 años.

 

La futura central atómica patagónica, más allá de los grandes requerimientos logísticos, será un desafío tecnológico porque obligará a la empresa Nucleoeléctrica S.A a operar un reactor diferente a los que opera en el país, pero también respecto a los combustibles de las centrales que regulará la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

 

Aún resta definir el lugar dónde estará emplazada la central, una decisión que se definirá por parámetros y regulaciones acordes a los lineamientos de la autoridad nuclear internacional, y para lo cual la empresa rionegrina Investigación Aplicada (Invap) ya identificó ocho posibles alternativas de localización.

 

Argentina cuenta en la actualidad con tres centrales de energía nuclear, una emplazada en Embalse (Córdoba) y dos -Atucha I y Atucha II- en Lima, a las que se sumarán las nuevas centrales en los próximos años.

 

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, fue el encargado de confirmar desde China -donde forma parte de la delegación del presidente Macri- la concreción del acuerdo.

 

Según informaron oficialmente, la central nuclear rionegrina demandará una inversión superior a US$ 8.000 millones, y durante los cinco años que demandará su construcción contratarán cerca de 4.000 personas.

 

“Es muy importante para Río Negro la decisión del Gobierno Nacional, del presidente Mauricio Macri y los técnicos de la Comisión Nacional de Energía Nuclear que la quinta central de energía nuclear del país esté ubicada en nuestra provincia”, expresó Weretilneck.

 

El gobernador patagónico destacó la importancia de la inversión para la provincia al considerar que se trata de “algo inédito en toda la historia de Río Negro” y precisó que “la construcción durará unos cinco años”. Destacó el hecho de que trabajarán unas 4000 personas, “lo que habla de la importancia para la provincia desde el punto de vista de la economía, el comercio, la industria, y el empleo”, enfatizó.

 

“En tanto, una vez que la central esté en marcha, formarán parte de ella unos 800 operarios de todo el mundo, con personal calificado de alto sueldo, que desarrollará la zona donde será emplazada en muchos aspectos, con hospitales, escuelas, rutas, y redes eléctricas para transportar energía”, remarcó Weretilneck.

 

De esta manera, Río Negro retomará el protagonismo en materia nuclear, ya que hace más de 50 años se empezó con el primer proyecto de este tipo en Bariloche, ciudad que es sede del Instituto Balseiro, y de las actividades de la CNEA con el reactor nuclear que actualmente funciona en INVAP y el enriquecimiento de uranio en Pilcaniyeu.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *