Oficinas: dinamismo y expectativas positivas

La demanda tracciona al mercado corporativo, con precios que suben, empujados por una oferta insuficiente

 

Todas las variables relevantes del mercado corporativo de oficinas, correpondientes al primer trimestre, indican que el sector vive un momento de expansión y expectativas positivas. Así se desprende del último relevamiento elaborado por la consultora Cushman & Wakefield, según el cual en el período enero-marzo de 2017 se observó un fuerte incremento de los metros cuadrados en construcción (68,9% interanual) y se triplicó la absorción neta (toma de metros cuadrados. Esta mayor demanda redujo el índice de vacancia (disponibilidad) del 6,5% en el primer trimestre de 2016 a 5,7% en los primeros tres meses de este año. En este contexto, como es lógico suponer, los precios de renta pedidos por los locadores también subieron, por encima del 9% respecto del año anterior.

 

“El mercado de oficinas se mantiene activo y continúa mostrando indicadores saludables, a pesar del complejo contexto económico actual”, señala el informe de Cushman & Wakefield y agrega que “la demanda de superficie Premium mantiene desde hace un año una absorción neta positiva, mientras la vacancia continúa a la baja, presionando los precios de renta al alza, y dejando un escaso margen de negociación”.

 

Sin embargo, no todas son buenas. Si bien predominan los indicadores positivos, Cushman & Wakefield precisa que “se observa un mercado extremamente subofertado que necesitará crecer a corto plazo, para poder abastecer la demanda de edificios Premium”. En ese contexto, el escenario es atractivo para los desarrolladores porque se presentan buenas posibilidades de ocupación, no obstante, “los nuevos proyectos continúan expectantes a la espera de un contexto económico más certero, dosificando el inicio de nuevos proyectos”.

 

En construcción

 

De acuerdo al informe se prevé que en 2017 se finalicen cerca de 95.400 m2 de superficie Premium, sin embargo, hay que aclarar que sólo el 57% de ese volumen será lo que el mercado llama oferta especulativa, esto es metros cuadrados disponibles para rentar o vender. El resto corresponde a espacios que están construyendo los usuarios finales como ocurrió hace pocas semanas con la Torre Constantini en Alem y Córdoba de la Ciudad de Buenos Aires, ocupada completamente por el Banco Francés.

 

Asimismo, se advierte un déficit de edificios clase A y la superficie disponible, además de acercarse a los mínimos históricos, se encuentra distribuida en distintos edificios, lo que impide que puedan concretarse grandes movimientos corporativos.

 

En este contexto, es una buena noticia que para 2017 y los dos años subsiguientes esté previsto el ingreso al mercado de unos 281.780 m2, en tanto que está proyectado, además, construir otros 265.900 m2 con fechas de construcción y finalización aún bajo estudio. Estos dos datos, indicativos de una tendencia de crecimiento de la oferta en el corto y mediano plazos, de hecho contribuyen a “elevar en 25% el promedio histórico de nueva superficie” en el mercado de oficinas de Buenos Aires, según revela el informe de la consultora.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *