Ideas para potenciar el Plan Empalme

Ayudar a las pequeñas empresas que demandan empleo no calificado es clave

 

La idea de convertir los planes asistenciales en subsidios al empleo formal (el Plan Empalme que anunció el Presidente el 1º de mayo), dice un informe de Idesa distribuido ayer, “es de una pertinencia implacable” y considera que “darles la oportunidad a los beneficiarios de programas asistenciales de ser artífices de su propio progreso mediante un empleo productivo brinda altos dividendos individuales y sociales”.

 

“El éxito de la iniciativa depende de generar demanda para este perfil de trabajadores”, dice y eso “sólo será posible a través de la simplificación de las regulaciones laborales para las pequeñas empresas”.

 

Un punto a tener en consideración es que los receptores de planes sociales tienen bajos niveles de educación y escasa experiencia laboral formal. Y trabajan en un tipo de empresas en particular: 4 de cada 5 empleos de baja calificación se generan en empresas pequeñas y mayormente en condiciones de informalidad.

 

 

Esto lleva a poner énfasis, dice Idesa, en derribar las barreras que desalientan la generación de empleos formales en las pequeñas empresas. “Si bien son mucho los factores que afectan a este segmento productivo, su potencialidad para generar empleos formales está condicionada por la alta presión tributaria y leyes laborales cargadas de burocracia y fisuras donde se filtra la litigiosidad. Por eso, es recomendable acompañar el Plan Empalme con la sanción de un Estatuto Laboral y Tributario Especial para Pequeñas Empresas”, dice el reporte.

 

La idea que proponen desde Idesa es preservar los derechos laborales sustantivos (salarios mínimos, jornada, vacaciones y descansos, protección contra el despido arbitrario, prevención de accidentes, etcétera), prescindir de requerimientos administrativos vetustos (como el libro de registro y el certificado de aportes que fueron tecnológicamente superados por la AFIP) y excluir las regulaciones que sólo pueden ser cumplidas por empresas más grandes.

 

“Para que el empalme tenga éxito no alcanza con dos años de subsidios al empleo: se necesita una transformación integral de las instituciones laborales y tributarias que activen las potencialidades de las pequeñas empresas que son las que generarán los empleos accesibles a personas de bajos niveles de educación y escasa experiencia laboral”, concluye el informe.

Te puede interesar

One Comment

  • Para que la pyme, contrate gente, tiene que cambiar el paradigma.
    Cada obrero es responsable por si mismo de abonar su carga social, completa, no su empleador. Este solo debe contratar obreros que ellos se registren y sean responsables de su trabajo y de su abono. Tanto por la obligacion como la de sus beneficios.
    La empresa pyme deja de ser el padrino de cada obrero. Porque no puede, no quiere y no le es negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *