Finanzas quiere estimular el crowfunding

Lo afirmó el secretario de Servicios Financieros, Leandro Cuccioli

El Ministerio de Finanzas comenzó a trabajar en una legislación que regule la actividad de financiamiento colectivo, denominada crowdfunding, para la inversión en activos y en emprendimientos productivos, y también en el caso de préstamos entre particulares y empresas, dijo el secretario de Servicios Financieros, Leandro Cuccioli.

 

“Esta dinámica de inversión es nueva en Argentina y tiene muchas posibilidades de crecimiento en la medida que lo tengamos bien regulado, de manera transparente y protegiendo al inversor”, explicó Cuccioli a Télam.

 

Además, precisó que el objetivo “es ampliar el mercado de capitales brindando la seguridad jurídica que esto requiere”.
“Vehículos como el crowdfunding de activos, aunque se encuentra en las primeras discusiones, son fundamentales para ofrecer alternativas de inversión”, agregó.

 

Una de las pocas experiencias existentes en Argentina de financiamiento colectivo de activos está ligada al sector inmobiliario y ya alcanzó los US$ 3 millones desde su puesta en marcha en febrero de 2016.

 

Se trata de Bricksave, una plataforma que permite a sus miembros comprar colectivamente propiedades de lujo en todo el mundo y compartir los ingresos de alquiler, así como una parte proporcional de los beneficios una vez que la propiedad se venda después de cuatro años.

 

Los participantes pueden invertir desde US$ 2.500, y luego mantener un seguimiento de su inversión a través de su cuenta en línea de Bricksave, que se hace cargo de la totalidad de la administración, y que, según sus estimaciones, puede alcanzar un rendimiento entre 8% y 13% anual en moneda extranjera.

 

“Es un mercado virgen que no tiene regulación”, señaló a Télam, la directora de operaciones de Bricksave Argentina, Sofía Gancedo, quien abogó porque “se regule la actividad en el mercado argentino, porque la visión de este Gobierno es ir para adelante en todo lo que es tecnología y atraer inversiones”.

 

Al respecto, Cuccioli señaló que “dado que la Ley de Emprendedores solo toma una parte del financiamiento colectivo, hay todo un resto de alternativas que posiblemente ingresen en el paquete de la Ley de Mercados de Capitales u otras iniciativas legislativas que se presenten”.

 

“Tenemos el financiamiento entre inversores particulares y empresas (crowdlending), el financiamiento entre particulares (peer to peer lending) y otras alternativas que hay que mirarlas con mucho cuidado a fin de que estén reguladas correctamente”, subrayó el funcionario.

 

Explicó que “es un tema de legislación, pero fundamentalmente de regulación con el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) para que los inversores estén protegidos a lo largo del tiempo”.

 

Evaluó que “desde el punto de inclusión financiera, la posibilidad de darle ingreso a más inversores y a más demandantes de capital al mercado, que es lo que hacen estas plataformas al bajar la barrera de entrada para el inversor individual, es importante en pos de desarrollar un mercado de capitales”.

 

De todos modos, insistió con que “hay que regularlo en la forma correcta”, precisando que “se requiere de una educación financiera de los riesgos y la transparencia que es muy importante que esté bien clara antes que estos productos se lancen. Si no, se pueden crear más daños que beneficios si no están bien regulados”, afirmó Cuccioli.

 

Por su parte, Gancedo indicó que “si se regula, el mercado será más grande”, y estimó que “sin regulación, no hay instrumentos financieros ni hay inversión”.

 

“Para que entre al mercado gente seria, para beneficio del inversor y del país, es preciso regular. Cuanta más seguridad haya para el inversor, más grande será el mercado”, afirmó la ejecutiva.

 

Indicó que “el sector privado necesita más capacidad de inversión”, y subrayó que “en Argentina, la gente está acostumbrada a invertir en activos reales, más que en financieros”.

 

Puntualizó que “para comprar un departamento o ser un inversor inmobiliario hay que tener cierto capital”.
En cambio, subrayó que el objetivo de Bricksave es “acceder al ahorrista chico para que sea un inversor inmobiliario, vendiéndole una parte de un inmueble”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *