Las exportaciones a Italia crecieron 4,7% en 2016, pero subió el déficit

El próximo lunes el presidente italiano, Sergio Mattarella, llegará al país junto a 43 empresarios

 

Las exportaciones argentinas hacia Italia fueron de US$ 1.002 millones durante 2016, es decir, se incrementaron 4,7% respecto de 2015, informó la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

 

Estos números adquieren particular relevancia en el marco de la visita a nuestro país del primer mandatario italiano, Sergio Mattarella, quien llegará el próximo lunes junto a 43 empresarios para reunirse con el presidente Mauricio Macri. Se espera que los jefes de Estado hagan anuncios de inversiones.

 

El informe de la CAC señala que el principal rubro exportado fue “productos de industrias alimentarias”, que representó el 54,1% de las compras de Italia a nuestro país, principalmente por la exportación de harina y pellets de la extracción del aceite de soja (48,6% del total). El 19,9% correspondió al rubro “animales vivos y productos del reino animal” y el 16% a “productos del reino vegetal”.

 

Las importaciones argentinas desde el país europeo fueron de US$ 1.435 millones en 2016. De esta forma, las compras se incrementaron 4,8% en relación a 2015. El rubro con mayor participación fue “máquinas y aparatos, material eléctrico y sus partes”, que representaron el 55,2% del total. En tanto, los “productos de industrias químicas” alcanzaron el 15,9%.

 

 

El balance comercial con Italia significó un déficit para Argentina de US$ 433 millones en 2016, incrementándose en 4,9% respecto al saldo comercial de 2015. Nuestro país acumuló en 2016 cinco años consecutivos de saldo deficitario con Italia. Vale destacar que nuestras exportaciones en 2016 fueron la mitad del máximo histórico exportado en el año 2011 (US$ 1.979 millones), mientras que las importaciones argentinas desde Italia fueron apenas 17,8% inferiores al máximo de 1997 (US$ 1.747 millones).

 

La participación de Italia en el comercio exterior argentino alcanzó el 2,2% durante 2016. Si bien esto significó el mayor valor de los últimos 5 años, aún se encuentra muy por debajo del promedio de los años ’90 (4,7%) y es algo inferior al de la década de los 2000 (2,8%).

 

 

Los datos disponibles para 2017 muestran que durante el primer trimestre las exportaciones hacia Italia fueron de US$ 229 millones. Esto significó una reducción de 5,5% respecto del mismo periodo de 2016. Las importaciones desde Italia fueron de US$ 405 millones en los primeros tres meses de 2017, incrementándose 12,7% en relación al primer trimestre de 2016.

 

El balance comercial del primer trimestre significó, así, un déficit de US$ 176 millones. El rojo se incrementó en 50,7% interanual, debido en 77% al aumento de las importaciones, y en 23% a la caída de las exportaciones.

 

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *