¿Qué está pasando con el consumo?

Aunque lentamente, dice Kiguel, “los brotes verdes están empezando a aparecer” en una variable clave de la economía

 

En el consumo, dice Miguel Kiguel, “los brotes verdes están apareciendo más lentamente y con menos fuerza que en otros sectores”. Motivos hay y son bastante evidentes. “Tras el ajuste de tarifas, creció la proporción del gasto que los hogares destinan a los servicios públicos. Esto redujo el ingreso disponible para consumo de bienes en muchos hogares, sobre todo en aquellos que no ahorran ni acceden al crédito”. Asimismo, no hay, como antes, un bombeo a la demanda agregada. “La estrategia oficial es impulsar el crecimiento a partir de la inversión y las exportaciones. En este contexto, el consumo privado debe acompañar, aunque no liderar la expansión”, agrega Kiguel en su informe semanal.

 

Aún así, matiza el consultor, “los brotes verdes están empezando a aparecer” y las caídas interanuales “se han estado moderando en los últimos meses”. Y si la comparación es contra el trimestre anterior, agrega, hay claras variaciones positivas.

 

Asimismo, dice Kiguel, hay que tomar con pinzas los números sobre consumo que circulan por ahí. “Hay que ser cuidadosos cuando se analizan los indicadores de consumo”, dice y advierte que “hay una serie de salvedades a tener en cuenta y que sugieren que la caída del consumo el año pasado no fue tan pronunciada como lo señalan algunos indicadores”.

 

  • El IPC general no es el mejor índice para deflactar series como ventas en supermercados o shoppings. Los servicios han estado subiendo más que los bienes. Por ende, cuando las ventas se deflactan por rubros propios (como alimentos, ropa, electrónicos, etcétera), el consumo (en volumen) muestra una mejor performance.

 

  • Las ventas online y mayoristas crecen en volumen y cada vez son más importantes. Está habiendo una migración desde los canales más tradicionales, como supermercados y shoppings, hacia la venta online y mayorista, que no paran de crecer. Las ventas online crecieron en volumen en torno al 8% en 2016 y ya representan dos veces las ventas en shoppings y un tercio de las ventas en supermercados tradicionales, mientras que los mayoristas (marcas como Maxiconsumo, Vital, Diarco, Yaguar o Makro) crecieron en volúmenes de ventas en forma similar y sumaron miles de nuevos clientes (cifra similar a lo que dejaron de comprar en supermercados).

 

  •  No hay buena información sobre lo que sucede en el canal informal (ferias, chinos, etcétera). Dada las dificultades para relevar las ventas “en negro”, a corto plazo no es fácil medir la evolución en estos canales ni las migraciones hacia compras de mayor “cercanía y frecuencia”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *