Crítica, la CGT aprueba diálogo con el Gobierno

En la reunión de su consejo directivo mostró preocupación por la marcha de la economía

 

La protesta del 7 de marzo, donde las bases movilizadas le exigieron un paro, y la huelga general de 6 de abril quedaron atrás. El triunviro de la CGT tuvo días más calmos, pudo contener en buena medida los reclamos que parecían desbordarlos y, en plena discusión de paritarias, combina exigencias con acuerdos en las mesas de negociaciones. La reapertura del diálogo con el Gobierno, luego de varios meses de relación fría, tuvo aceptación generalizada entre los miembros del  consejo directivo que se reunió ayer, pero sin ceder en las críticas o la preocupación “por los índices económicos, la pérdida del empleo, sobre todo en los sectores de la industria”.

 

En una de las resoluciones del encuentro en el histórico edificio de la calle Azopardo, la CGT unificada le pidió al Gobierno que en junio, a más tardar, comience a sesionar el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Para el Ministerio de Trabajo, el encuentro todavía no tiene fecha confirmada y buscan extenderla, abocado todavía a seguir de cerca la marcha de las paritarias. Pero parecen conformes luego del primer contacto formal con los sindicalistas que se formalizó la semana y del que participaron Héctor Daer y Hector Acuña, por la central, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el ministro Jorge Triaca para discutir las implicancias del Plan Empalme. “Nos interesa que todo lo que sea planes sociales sea sólo coyuntural y se transformen en trabajo genuino, pero para eso se necesita generación de trabajo genuino que hoy no existe, e inversiones productivas que no están a la altura. Lo que puede ser una buena intención se da de bruces con la situación económica y no tendría el éxito que podría tener”, dijo ayer, en conferencia de prensa Jorge Sola, del Sindicato del Seguro, sobre ese encuentro.

 

Críticas

 

Tras el encuentro, la central quiso dejar en claro su preocupación por la situación económica y la discripancia con las políticas del Gobierno. “No vemos un plan definido para solucionar los problemas de los trabajadores”, señaló Sola en el intercambio con los periodistas. No obstante, no hubo plan de lucha posible en el temario ni nueva medida de fuerza. El titular del Sindicato del Seguro, además, alertó sobre la situación de los jubilados, que “se ven afectados por el aumento de los precios de los alimentos”, así como la aparente intención del Gobierno de impulsar una reforma del sistema previsional.

 

Con respecto a las negociaciones paritarias que se dan en torno a las proyecciones de inflación que tiene el Gobierno, Sola explicó que si bien “a veces el número que trasciende para el aumento pleno puede ser un porcentaje como el que el gobierno quiere mostrar (20%), hay una gran cantidad de adicionales e ítems que conforman el salario y hacen que esté más cerca del 25%, que es lo que nos parece a nosotros”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *