Certificado de vivienda familiar: un paso histórico

“Unir a los argentinos es uno de los pilares de este Gobierno y este paso histórico es una muestra de ello”, afirmó Carolina Stanley

 

Por Carolina Stanley Ministra de Desarrollo Social

 

A la Argentina la cambiamos entre todos, trabajando juntos. Y ese esfuerzo colectivo está dando frutos.

 

La realidad social de miles de personas en situación de vulnerabilidad puede empezar a cambiar sustancialmente a partir de las próximas semanas, cuando se ponga en funcionamiento un ambicioso proyecto que consiste en otorgar certificados de viviendas familiares a todos los vecinos del país que desde ahora estén incluidos en el Relevamiento Nacional de Barrios Populares.

 

Esto es ocuparse de derechos que están vulnerados. Es un gran primer paso hacia la integración plena de esos barrios. Es decirle a todos los argentinos ‘sabemos dónde están’. Es trabajar para que todos tengan las mismas oportunidades.

 

Se trata de una iniciativa en la que tomaron parte el Gobierno Nacional, organizaciones sociales y asociaciones de la sociedad civil para asegurar el acceso a políticas sociales a los habitantes de esos barrios. La puesta en marcha de este sistema es consecuencia de mucho trabajo, de estar cerca, de escucharse unos a otros.

 

Es por eso que, además de la administración central, nos hemos sentado en una misma mesa Cáritas Argentina, TECHO, CTEP, Barrios de Pie y la CCC con el objeto de ofrecer una alternativa real a un problema que lleva décadas. Se trata de conocer de manera fehaciente cuántas personas viven en esos barrios, con qué servicios básicos cuentan o a qué programas sociales acceden.

 

Durante este tiempo, fueron los mismos vecinos de esos barrios los que, capacitados por las organizaciones, ayudaron en el relevamiento. Fueron casa por casa realizando las encuestas.

 

La creación del certificado de vivienda familiar -que entregará la Anses- constituye, a la vez, un instrumento fundamental que permitirá a las familias de esos barrios acceder a servicios básicos. Se trata de un hecho inédito en la historia de la Argentina. El certificado, que será expedido a partir del 8 de junio a quienes hayan participado del Relevamiento de Barrios Populares, permitirá solicitar y acceder a servicios públicos como agua corriente, gas, energía o cloacas y servirá de título para acreditar domicilio ante cualquier autoridad municipal, provincial o nacional.

 

Para que tomemos dimensión de la importancia de este anuncio, baste decir que el Relevamiento de Barrios Populares identificó a 4.100 de estos barrios, con distintos grados de precariedad y hacinamiento. Sumados, cubren una superficie de 330 kilómetros cuadrados, más grande que la ciudad de Buenos Aires. Las cifras nos proveen información valiosa, para así poder llegar a quienes más lo necesitan. Las cifras nos revelan también lo mucho que nos queda por hacer.

 

Estamos convencidos de que al contar con estadísticas serias, voluntarios y dirigentes sociales comprometidos, y un profundo deseo por reducir eficazmente la pobreza en la Argentina miles de personas volverán a tener un futuro. Hacia ese futuro caminamos entre todos.

 

Unir a los argentinos es uno de los pilares de este Gobierno. Este paso histórico es una muestra de ello.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *