Buscan duplicar la generación nuclear

Según los planes del Ministerio de Energía para 2025

 

Los cambios que el Gobierno está llevando adelante en el esquema energético del país no se limitan únicamente al plano hidrocarburífero. Por el contrario, de la misma forma que en ese ámbito, el Ministerio de Energía y Minería proyectó un escenario a 2025 con cambios en la matriz de generación de energía eléctrica con importantes modificaciones, en las cuales tiene un rol preponderante, junto con el crecimiento de las energías renovables, la ampliación de la capacidad de generación nuclear –con las nuevas centrales anunciadas la semana pasada–.

 

En la actualidad, apenas una porción marginal de la energía eléctrica que se consume proviene de energías renovables o de generación nuclear, mientras que el grueso se explica por la generación térmica a base de gas y petróleo y la hidráulica, en menor medida. En concreto, de los 137 Teravatios por hora (TWh) generados en 2016, el 66% (90 TWh) proviene de la generación térmica, el 26% (36 TWh) de la hidráulica, el 6% (8 TWh) de la nuclear y el 2% restante (3 TWh), de las renovables.

 

 

En cambio, según los planes del Gobierno, la generación nuclear de energía eléctrica pegará un salto en los próximos ocho a diez años de 3% en su participación dentro de la matriz al pasar de representar de 6% a 9% del total, extendiendo su generación de 8 TWh a 18 TWh. Una expansión que pasará por la extensión de la vida útil de Embalse y la construcción de las dos nuevas centrales nucleares: Atucha III y una quinta central en Río Negro.

 

No obstante, ese crecimiento se dará con el trasfondo de una ampliación en la capacidad de generación agregada a través de todas las diversas fuentes existentes hoy (térmica, nuclear, energías renovables e hidráulica), que en el Ministerio de Energia y Minería prevén que lleve la generación total de 137 TWh a 197 TWh. En ese sentido, en caso de que se mantuvieran esos 137 TWh, la generación por la vía nuclear proyectada para 2025 significaría 13% de la matriz, lo que implicaría duplicar su participación. En tanto, en lo que hace a la generación estrictamente, el salto implicará más que duplicar la capacidad de generación.

 

Con todo, la generación total crecerá 44%, mientras que el aporte nuclear aumentará 131%, de acuerdo al escenario proyectado por la cartera energética.

 

Las nuevas centrales

 

Las dos nuevas centrales –Atucha III, en la localidad bonaerense de Lima, y una quinta en Río Negro– se construirán en 2018 y 2020, respectivamente, y mientras la primera agregará una potencia de 745 MW, la segunda añadirá unos 1.150 MW.

 

“Además, como parte de las negociaciones para la construcción de esta instalación se prevé también la transferencia de tecnología, tanto del reactor como la de fabricación de elementos combustibles, lo que impulsará el desempeño del sector y especialmente a las empresas proveedores de servicios e insumos”, apunta una fuente del sector.

 

Por otra parte, con respecto a los temores que despertó la noticia en dirigentes medioambientales, sociales y políticos de Río Negro, la misma fuente remarca que “la energía nuclear es la única industria que controla la generación y disposición de sus desechos de principio a fin”. “El tratamiento que se le da a los residuos es de tal profesionalidad, seguridad y atado a toda una serie de pautas legislativas nacionales e internacionales, que se minimiza lo más posible el riesgo que implica su almacenamiento”, dice y asegura que “de hecho, el control es total: nunca hubo un accidente en el mundo asociado a residuos”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *